ADONIS (AHMAD SAID ESBER)

Adonis (poeta)

Adonis_Cracow_Poland_May12_2011_Fot_Mariusz_Kubik_08

English: Antun Saadeh - Syrian intellectual an...
English: Antun Saadeh – Syrian intellectual and founder of the SSNP. (Photo credit: Wikipedia)

Ali Ahmad Said Esber1 (Al Qassabin1 de enero de 1930), conocido por su seudónimo Adonis o Adunis,2 es un poeta y ensayista sirio.

Adonis ha desarrollado su carrera literaria principalmente en el Líbano y Francia. Ha publicado más de veinte libros de poemas en árabe, y es considerado desde hace varios años uno de los aspirantes a obtener el Premio Nobel de Literatura.

Adonis nació en el norte de Siria, en una familia alauí. Durante su infancia trabajó en el campo, pero ya en aquella época su padre le recitaba poesías, que le hacía memorizar. Adonis pronto mostró facilidad para la composición, y en 1947, con 17 años, tuvo la oportunidad de recitar un poema delante del presidente sirio Shukri al-Kuwatli; esto supuso su ingreso en una escuela de Latakia y después en la Universidad de Damasco, donde se licenció en Filosofía en 1954.

Pese a lo que se ha afirmado, el seudónimo de Adonis no se lo impuso el líder del nacionalismo sirioAntun Saadeh, sino que fue el propio Ali Ahmad quien lo eligió tras haber visto sus obras rechazadas en varias revistas bajo su nombre real. En 1955, Said estuvo preso durante seis meses por ser miembro del Partido Social Nacionalista Sirio. Tras su liberación, se instaló en Beirut, donde fundó, junto con el poeta Yusuf al-Khal, la revista Shi’r (‘poesía’). A partir de este momento, Adonis abandonó el nacionalismo sirio, para abrazar elpanarabismo, al tiempo que renunciaba a buena parte de la carga política en sus obras.

Said recibió una beca para estudiar en París entre 1960 y 1961. Entre 1970 y 1985 fue catedrático de literatura árabe en la Universidad del Líbano. En 1976, fue nombrado profesor invitado en la Universidad de Damasco. En 1980, emigró a París para escapar de la Guerra Civil Libanesa, y durante unos años fue profesor en la La Sorbona y en el Colegio de Francia.

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

Taracea de Granada
Taracea de Granada (Photo credit: Landahlauts)
Death of Adonis, by Luca Giordano.
Death of Adonis, by Luca Giordano. (Photo credit: Wikipedia)

Deseo

Si me abriera sus brazos
un cedro,
entre las arboledas de honduras y de años.
Si me guardara
de las perlas y velas tentadoras.

Si yo tuviera sus raíces,
y se anclara mi rostro tras su triste corteza.

Me haría entonces nubarrones y rayos
en lontananza,
este país de confianza.

Mas todo ramo en las arboledas
de honduras y de años, viviendo yo,
es fuego sobre mi frente,
fuego de fiebre, de perdición,
que devora la tierra que me guarda.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

FUENTE: http://amediavoz.com

 

INSTITUTO DE FRANCIA
INSTITUTO DE FRANCIA (Photo credit: PIKAPLE)
Las casas de la población civil libanesa fuero...
Las casas de la población civil libanesa fueron el objetivo prioritario del ejército de los ocupantes de Palestina (Photo credit: Paz Ahora)

Diálogo

¿Quién eres tú?
¿Qué luz, bajo los párpados,
te llora?
¿Dónde estuviste?
¡Enséñame lo que has escrito!

Yo no le respondí,
no podía decir ni una palabra.
Había roto todos mis papeles,
por no haber encontrado
estrellas en las nubes de la tinta-

¿Qué luz, bajo los párpados,
te llora?
Dime, ¿dónde estuviste?

Y no le respondí.
La noche era una choza beduina.
Las lámparas,
la gente de la tribu.
Y yo, tan solamente
un sol enflaquecido,
bajo el cual la ancha tierra
había cambiado de sitio las colinas.
Mientras el descarriado se encontraba
con el largo camino.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

Placas de Colombia: Líbano (Tolima)
Placas de Colombia: Líbano (Tolima) (Photo credit: pattoncito)
Durante la vendimia
Durante la vendimia (Photo credit: Casa Rural País Vasco)

El extravío

Perdido, tiro mi rostro al polvo
y a la mañana,
lo arrojo a la locura.
Mis ojos son de yerba y son de incendio.
Mis ojos son banderas y emigrantes.

Perdido, tiro mi rostro al polvo
y a la mañana.
Nazco al fin del camino. Grito.
Y que griten conmigo el camino y el polvo.

¡Qué hermoso es que mi rostro, oh Dios,
se pierda en mí! ¡Qué hermoso que me pierda
yo, colmado de fuego!
¡Oh tumba! ¡Oh final mío
al comenzar la primavera!

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

English: Adonis microcarpa עברית: דמומית קטנת-פרי
English: Adonis microcarpa עברית: דמומית קטנת-פרי (Photo credit: Wikipedia)
Adonis vernalis (48°05' N 16°56' E)
Adonis vernalis (48°05′ N 16°56′ E) (Photo credit: HermannFalkner/sokol)

El viajero

He dejado
-viajero.
mi rostro sobre el vidrio de mi lámpara.
Mi mapa es una tierra sin creador.
La negación de todo, mi evangelio.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

Español: Vista de la ciudad del Libano, Tolima...
Español: Vista de la ciudad del Libano, Tolima, Colombia, con el Nevado del Tolima al fondo. (Photo credit: Wikipedia)

En la sombra de las cosas

Yo prefiero quedar en la penumbra;
quedarme en el secreto de las cosas.

Me gusta introducirme en las criaturas.
Errar como una idea.
Extraño como el arte.
Anónimo,
incierto
y olvidado.

Naciendo, nuevamente,
en cada día.

De “Canciones de Mihyar el de Damasco” 1961
Versión de Pedro Martínez Montávez

Adonis. Marble, antique torso restored and com...
Adonis. Marble, antique torso restored and completed by Duquesnoy. (Photo credit: Wikipedia)

Espejo de una pregunta 

Pregunté y me dijeron:
la rama cubierta de fuego es un pájaro,
y me dijeron que mi rostro era una ola
y el rostro del mundo espejos,
suspiros de marinero y faro.
Y vine.
Tinta era el mundo en mi camino
y cada estremecimiento una frase.
No sabía que entre nosotros
había un puente de hermandad,
de pasos de fuego y profecía.
No sabía que mi rostro
era un barco navegando en una chispa.

De “El teatro y los espejos” 1988
Versión de María Luisa Prieto

Ibn Hazm
Ibn Hazm (Photo credit: Landahlauts)
sorbonne
sorbonne (Photo credit: jnkypt)

Espejo del cuerpo del amante 

Cada día, el cuerpo del amante
se disuelve en el aire,
se convierte en perfume,
gira, convoca a todos los perfumes
a que se reúnan en su lecho,
cubre sus sueños,
se evapora como incienso,
vuelve como incienso.
Sus primeros poemas son sufrimiento
de niño perdido en el torbellino de los puentes,
sin saber mantenerse en el agua
ni cruzarla.

De “El teatro y los espejos” 1988
Versión de María Luisa Prieto

Perpignan - Francia
Perpignan – Francia (Photo credit: Marcelo Caballero)

POÉTICAS.”LITERATURA ÁRABE”

211669251206555427_FwCG32Ej_c

MOHAMMAD SABBAG

En la poesía de Mohammad Sabbag (Marruecos, 1927), encontramos, en palabras de Vicente Aleixandre, “cantos inconfundibles, donde hay tanto de pasión propia, coloreada y patética, como de alcanzados acentos de iluminada solidaridad”.

FUENTE: http://poeticas.es

187673509441944634_6yd1sLvj_c

 

EL LOCO

Durante los diez primeros años de mi vida,
escribí sobre mi traje escolar:
Mi pueblo es mi canción.
Y seguí cantando…
Pasó el tiempo. Sopló el aire. Y se llevó mi canto.

Durante los segundos diez años de mi vida,
tracé sobre mi libro, con mi pluma:
Mi pueblo es mi juventud.
Pasó el tiempo. Sopló el aire. Y borró mi escritura.

Durante los últimos diez años de mi vida,
escribí con mi propio sudor, sobre mi frente:
Mi pueblo –y vuestro pueblo– se ha dormido en vuestros brazos.
Y pasa junto a mí mi propia gente, espantada, diciendo:
¡Ese es el loco! ¡Alejaos de él!

El árbol de fuego, 1954. Versión de Pedro Martínez Montávez.

219761656787321898_gMOypDrN_c

 

IBN RASIQ

El magrebí Ibn Rasiq (¿?-1064), formado en Kairwan y fallecido en Sicilia, fue, además de notable poeta, antólogo y crítico literario. Sus Fundamentos sobre poesía y crítica literaria constituyen una obra esencial para el estudio de la poética árabe.

LA POESÍA

La poesía es una buena cosa,
nada se le puede objetar.
A poco que haga
se lleva la tristeza del triste
y con sutileza saca del argumento conclusión.
Cuánta mirada ha trastocado, de horrenda, en bella.
Cuánto ardor ha sofocado
en el corazón ardiente del enamorado.
Cuánta clemencia ha encendido
en el corazón arisco y duro.
A cuánto poeta olvidado,
con las puertas cerradas al consuelo,
le acercó su lengua al rey coronado.
Enseñad, pues, a vuestros hijos
la medicina que cura la vida.

Traducción de Josefina Veglison Elías de Molins.

37154765646837178_HyxTdEXJ_c

 

ADONIS

Para Alí Ahmad Said, Adonis (Siria, 1930), la poesía es la más amplia de todas las disciplinas del pensamiento. Con su obra, ha contribuido a la renovación de la lírica árabe, abriéndola a la literatura europea e internacional y ensayando nuevas formas como el poema en prosa.

A SÍSIFO

A Halim Barakat

Juré que escribiría sobre el agua.
Juré que llevaría con Sísifo
su sorda roca.
Juré que me quedaría con Sísifo,
sometiéndome a la fiebre y a las centellas,
buscando en las órbitas ciegas
una última pluma
que escribiera a la yerba y al otoño
el poema del polvo.
Juré vivir con Sísifo.

Canciones de Mihyar el de Damasco, 1961. Traducción de Pedro Martínez Montávez y Rosa Martínez Lillo.

19703317089447022_RY8nKMAQ_c

 

ABD AL-WAHHAB AL-BAYATI

El iraquí ‘Abd Al-Wahhab Al-Bayati (1926-1999) concibe la poesía como magia. El amor, la muerte y el exilio son sus constantes temáticas. Rompió con quince siglos de tradición poética al introducir el verso libre en la poesía árabe, por lo que es reconocido como el más importante poeta de la lírica árabe contemporánea.

149604018842645589_UN8qm0yY_c

POESÍA Y REVOLUCIÓN

«La falsedad del verso
es su mayor dulzura»,
afirmaban.
Mentían,
hatajo de haraganes tuertos,
sandalias de implacables sultanes
invasores.
¡Destruye esos ídolos, poesía!
¡Irrumpe en todo lo que nos atañe!
Ven a recorrer los mares,
a contemplar la estrella de los pueblos.
Que yo voy a lanzar al vuelo las campanas,
a entrar en la hoguera con los pies desnudos.

Palabras inmortales, 1960. Traducción de Federico Arbós Ayuso.

71072500340301663_6bwIlQ2g_c

EL POETA SE DISCULPA POR TAN BREVE DISCURSO

Señoras y señores:
mi discurso será breve,
pues detesto que las palabras ocupen todo mi tiempo.
Mi lengua
no es una espada de madera.
Mis palabras, señoras, son de oro.
Mis palabras, señores, son racimos de cólera:
no estoy borracho, sino harto.
Las velas se han apagado,
las noches son frías.
Y yo llevo mi corazón en una maleta
como un niño muerto cuya cruz se hundió en el llanto
después de mil traiciones, tras un millar de sucias mentiras.
Mi discurso ha sido breve:
no estoy borracho, simplemente me burlo
de mi propio dolor.
Yo no soy el César,
pero Roma está ardiendo por los cuatro costados.
Y mi alma se ahoga
bajo mil traiciones, entre un millar de sucias mentiras.
Adiós, pues,
señoras y señores.

El fuego y las palabras, 1964. Traducción de Federico Arbós Ayuso.

107030928616084506_oKDZdyiR_c