AFANOMICOSIS

self made. gl: Cangrexo en Castiñeiras (Ribeir...
self made. gl: Cangrexo en Castiñeiras (Ribeira – A Coruña – Spain) es: Cangrejo (Photo credit: Wikipedia)
Español: Cangrejos
Español: Cangrejos (Photo credit: Wikipedia)
A meal of crawdads, Spring Break in New Orleans
A meal of crawdads, Spring Break in New Orleans (Photo credit: Wikipedia)
Procambarus clarkii taken near a lake in Giron...
Procambarus clarkii taken near a lake in Gironde, France. (Photo credit: Wikipedia)
Procambarus clarkii taken near a lake in Giron...
Procambarus clarkii taken near a lake in Gironde, France. (Photo credit: Wikipedia)
English: Red swamp crayfish Latina: Procambaru...
English: Red swamp crayfish Latina: Procambarus clarkii Made in San Jose, California. Identified by prosecutok. (Photo credit: Wikipedia)

AFANOMICOSIS

 

La afanomicosis o peste del cangrejo es una enfermedad que afecta a los cangrejos de río provocada por el parásito Aphanomyces astaci.1 Se dispersa a través de sus esporas y sus huéspedes son cangrejos de río de origen americano.1 Normalmente estos cangrejos son resistentes a este organismo; sin embargo, debido a la introducción del cangrejo señal y del cangrejo rojo americano en el continente europeo Aphanomyces astaci ha afectado a cangrejos como el cangrejo autóctono europeo o el cangrejo de patas blancas.2 Los cangrejos europeos son muy vulnerables a esta enfermedad, produciéndose unas tasas de mortalidad del 100% y su extinción en amplias regiones del continente.3 4

 

Una de los rasgos físicos que sirven para diagnosticarla es la presencia de hifas entre los segmentos del abdomen aunque normalmente la enfermedad no se detecta hasta que no se produce la muerte del cangrejo.5 Se pueden tratar los ejemplares sanos con antifúngicos para evitar que contraigan la enfermedad.6 Otras medidas que se han tomado para combatir la enfermedad es la eliminación de los ejemplares de cangrejos alóctonos o la contención de su expansión mediante diques y la búsqueda de poblaciones de cangrejos autóctonos que sean resistentes a Aphanomyces astaci para así poder repoblar tramos de ríos que en su día se vieron afectados por la afanomicosis.2 7

 

Français : écrevisse de Louisiane en position ...
Français : écrevisse de Louisiane en position défensive, photographié dans les marais de Brière, France. (Photo credit: Wikipedia)

Transmisión y patogenia

 

 

 

El cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii) es unvector de la afanomicosis.

Varias especies de cangrejos de río americanos son vectores de esta enfermedad, como el cangrejo señal (Pacifastacus leniusculus), el cangrejo rojo americano (Procambarus clarkii) o el cangrejo de los canales (Orconectes limosus).8 Estas especies normalmente son inmunes al parásito;9 sin embargo se han documentado ejemplares muertos de estas especies debido a la infección.10 Aphanomyces astaci una vez que se encuentra invadiendo a su huésped, produce zoosporas biflageladas.11 Estas zoosporas se desplazan en la masa de agua, ayudada por las corrientes.8 La acción antrópica también puede ayudar a su dispersión, ya que las zoosporas se pueden encontrar en útiles de pesca como botas de agua o reteles y si no se toman las medidas adecuadas de desinfección se pueden contaminar zonas que previamente no se habían visto afectadas.8 12 También se ha documentado la transmisión de la enfermedad mediante peces que se desplazan de una cuenca hidrográfica a otra.11 La dispersión de las zoosporas es menos efectiva si la temperatura del agua es baja.13

 

Pesca de cangrejos medianteretel. Si no se desinfectandebidamente los utensilios de pesca se puede contribuir a la transmisión de la afanomicosis.

Una vez que las zoosporas alcanzan a un cangrejo se instalan en zonas dañadas de la cutícula. Una vez emplazadas, se enquistan y se desprenden del flagelo empezando a desarrollarse en el huésped.8 En caso de que la zoospora no se haya emplazado en un cangrejo no se desarrolla, pero puede desprenderse del quiste y volver al medio acuático para encontrar otro huésped, pudiendo repetir este proceso hasta tres veces.8

 

Cuando la zoospora germina dentro de la cutícula no esclerotizada invade la cavidad interna del cangrejo mediante el desarrollo de un micelio aseptado.14 Para ello Aphanomyces astaci produce peptidasasquitinasas y esterasasenzimas que hacen más fácil la penetración del micelio en la cutícula.15 Los cangrejos originarios de Norteamérica consiguen encapsular a las esporas en melanina impidiendo la acción de los micelios, al contrario que los cangrejos de origen europeo, que acaban falleciendo.15

Lagostim de água doce (Procambarus clarkii)
Lagostim de água doce (Procambarus clarkii) (Photo credit: Emerging Birder)
Español: Cangrejo Rojo
Español: Cangrejo Rojo (Photo credit: Wikipedia)
English: Southern Scorpion (Cercophonius squam...
English: Southern Scorpion (Cercophonius squama) in Tasmania, Australia (Photo credit: Wikipedia)
IMG_1157resized
IMG_1157resized (Photo credit: Duane Burdick)

Diagnóstico

Existen varios métodos para detectar la enfermedad. Uno de ellos se basa en observaciones directas de los lechos de las masas de aguas cuando se constata la presencia de gran cantidad de ejemplares de cangrejos muertos.22También se identifica al detectarse comportamientos extraños en los ejemplares, como movimientos descoordinados o actividad diurna (los cangrejos son organismos de hábitos nocturnos).22 Sin embargo la sola constatación de mortandad en cangrejos no es suficiente para diagnosticar la enfermedad, ya que la contaminación del agua también puede provocar una alta mortalidad.22

Español: Reclamo de cangrejo en primer plano.
Español: Reclamo de cangrejo en primer plano. (Photo credit: Wikipedia)

También se puede diagnosticar sobre la base de la observación de las cutículas de los cangrejos. Utilizando un microscopio estereoscópico pueden observarse en la cutícula de ejemplares infectados hifas de coloraciones marrones.23 Utilizando un microscopio compuesto también pueden detectarse esporangios de Aphanomyces astaci.23

Otro método consiste en utilizar la técnica de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), siendo preferible hacerlo con ejemplares de cangrejos moribundos o que lleven menos de 24 horas muertos antes de realizar el ensayo.23Estos requisitos también se aplican si se quiere aislar al patógeno. Para ello se utiliza una medio de cultivo que contenga ácido oxolínicopenicilina, extracto de levadura y glucosa.23

 

Formas de combatir la afanomicosis

La presencia de presas odiques de contención en los ríospuede evitar la transmisión de la afanomicosis aguas arriba.

Al ser los cangrejos de río americanos los portadores de Aphanomyces astaci una medida para evitar la propagación de la enfermedad es no introducirlos en tramos de río libre de ella. Para evitar esto en ciertos sitios, como Aragón, está prohibida la venta de ejemplares vivos de cangrejo americano.24 Como ciertas especies, como Procambarus clarkii, aguantan cierto tiempo fuera del agua, también es recomendable matar a los ejemplares en el momento de ser pescados, para así evitar una posible fuga de ejemplares capturados a otras masas de agua libres de la enfermedad.25 En los tramos de río donde se pueden pescar cangrejos como Procambarus clarkii o Pacifastacus leniusculus también se recomienda desinfectar todos los útiles de pesca utilizados para evitar la propagación de la afanomicosis.12 Una medida que se ha rebelado eficaz para evitar el avance de poblaciones de cangrejos alóctonos a tramos de río libre de ellos es la construcción de diques de contención.7

Signal crayfish (Pacifastacus leniusculus) ran...
Signal crayfish (Pacifastacus leniusculus) range map. Red, native range; green, introduction (Photo credit: Wikipedia)
English: Pied-billed grebe chick (Podilymbus p...
English: Pied-billed grebe chick (Podilymbus podiceps) swallowing a crayfish (Procambarus clarkii). Location: Laguna Lake, Fullerton, CA, USA Identification: The crayfish species was identified based only on the fact that it seems to be the only crayfish species occurring in the area where the photograph was taken. (Photo credit: Wikipedia)
English: Cayo Cangrejo, Colombia
English: Cayo Cangrejo, Colombia (Photo credit: Wikipedia)
Español: Cangrejos de Lonja
Español: Cangrejos de Lonja (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE:

http://es.wikipedia.org

 

Anuncios

POEMAS SUELTOS 1.”LOS VERSOS SON LA MÚSICA DEL ALMA”.

POEMAS SUELTOS 1

“LA LECTURA ES EL VIAJE DE LOS QUE NO PUEDEN TOMAR EL TREN” (F. DE CROISSET)

220px-Francis_de_Croisset_01

RETRATO DE FRANCIS  DE CROISSET)

4e0c5b05090d52b087ee7a79c8faf6bb

3a8c2e4bfefc56c9541698de6865d0f0

6bebbae208de44d51335f4a155044e82

a3da8117a36ec88c8e8563c2b97e5016

http://www.amediavoz.com

Mujer desnuda

Nevó toda la noche
sobre el jardín de tu cuerpo;
mas todavía hay rosas
y botones abiertos.

Las dóciles hebras sutiles
de la última rama del árbol
caen como lluvias de oro
sobre la firme blancura de los tallos.

Violetas,
que se ocultan
en la hierba de tus pestañas;
apasionadas y profundas.

Hay dos rosas dormidas
con turbador ensueño
en las magnolias impasibles
de tus senos.

Y más oro
en los muslos,
porque pinta el sol la seda
de los musgos.

Y tus pies y tus manos,
menudas y largas raíces,
ahondan la tierra
temblorosa de amor de los jardines.

ENRIQUE GONZÁLEZ ROJO    ( México )

d67a96818b25a78c16c20402612fe8dc

                                                                                                                                                                                                                                                              CELOS ENTRE HERMANOS

Celos

Tengo celos de ti, por qué negarlo,
tengo celos de ti, celos rabiosos,
celos de la sonrisa de tu boca,
celos de las miradas de tus ojos,
cuando yo no te oigo… cómo hablas?
Cuando yo no te miro… cómo miras?
Cuando no estoy delante… cómo suenan
los raudos cascabeles de tu risa?

¿Tú sabes que en las miradas de los hombres
hay miradas impuras?
Que unas veces parecen que acarician
y otras parece que desnudan?
Cuando te envuelve una mirada de esas
y sientes que resbala por tu cuerpo
…Qué es lo que piensas?… Dí,
qué es lo que piensas?

Cuando tengo tu mano entre mis manos,
yo sé cómo tu carne se estremece,
cuando es otra la mano que te oprime,
qué es lo que sientes? Di,
que es lo que sientes?
Yo puedo adivinar qué pensamientos
laten en ti cuando de mí te acuerdas.
Cuando es de otro el recuerdo que te asalta,
qué es lo que sueñas?…Di,
qué es lo que sueñas?

Yo te he visto mil veces temblorosa
ante el fervor de mis ardientes frases,
con los divinos ojos entornados
y los húmedos labios anhelantes,
imbuida de amor desvanecida.

Cuando yo soy el amor, el que te habla,
si las palabras son las mismas…dime,
cómo te suenan de otros las palabras?
Tú juras que me has dado
tu corazón, tu cuerpo y tu cariño,
pero nunca sabré si tras tus ojos
se esconde un pensamiento que no es mío.

Y qué importa tu cariño entonces?
Qué vale la escultura de tu cuerpo
si son los pensamientos de tu alma
como villanos que arrebatara el viento?

PEDRO MATTA    (España, 1875 – 1976)

60677882f2a582f05fcf77bd77b8cb62

Como si fuera un rito…

Como si fuera un rito
dejé por las cubiertas
las ropas que oprimían
mi piel y mis deseos.

En la quietud serena,
oscura, de la noche
quedé desnudo y libre
en actitud de entrega.

Estrellas infinitas
gimieron en mis brazos
y yo gemí con ellas
sediento, enamorado.

Estuve como un dios,
minutos, tal vez horas,
desnudo y voluptuoso
engendrando galaxias.

Los cúmulos trajeron
la lluvia hasta mi pecho
que fue corriendo dulce
en brazos, vientre, sexo…

Desnudo fui tomando
el mundo que dejara
y fui de nuevo el hombre
de los cansados ojos
y las cansadas ansias.

ARIEL CANZANI        ( Argentina )

258c362a576992950f241e74fb4222cb

Como sombra ignorada

No tener un regazo que nos brinde, piadoso,
tras los rudos cansancios del humano fracaso,
la ilusoria certeza de un sereno reposo.
¡No tener un regazo!

No tener una estrella cuyos níveos fulgores
en el alma nos rimen la sonata más bella,
en la noche enlutada de los torvos dolores,
¡No tener una estrella!

No tener un perfume redentor del cautivo
corazón, que en las redes del pesar se consume,
con la amarga nostalgia del recuerdo más vivo,
¡No tener un perfume!

No tener una amada, melancólica y buena,
que nos cante, muy quedo, la canción ya olvidada
del amor, y que sepa suavizar nuestra pena…
¡No tener una amada!
Y estar lejos, muy lejos del edén florecido;
y seguir siendo triste, soñador, dolorido,
y pasar por la vida como sombra ignorada,
sin tener para el alma que triunfó del olvido,
¡ni regazo, ni estrella, ni perfume, ni amada!…

Pablo Abril de Vivero    ( Perú 1894-1987)

pregunta-11

                                                                                                                                                                                                                                           CONTEMPLACIÓN  FÍSICA DE LA MIRADA

07b6cf68e5bc1c7659ddd3b36fc8cee1

Contemplación

Me hallé mirando
tu desnudez mojada;
el agua por tu rostro,
el agua por tu pecho
intrépida bajaba.

Como si acaso fueras
por ella poseída
y un hálito indecible
me arrebatara vida.

Uní junto a la tuya,
mi desnudez ardiente;
el agua entonces fría,
acarició mi frente,

me acarició la carne
y el alma ardiente daba
consejos que a mis manos
fogosas ordenaba.

Vagué por tus perfiles,
vagaste por los míos,
sentimos deshacerse
nuestros profundos fríos.

Mientras que escurridiza
y cual testigo muda
el agua nos brindaba
su erotizante ayuda.

FRANCISCO ARGENTEO    (Colombia, 1962)

037a98cc2aa462e4a1ba0362b7fea3e4

Dame la mano, amor, que no podemos…

Dame la mano, amor, que no podemos
descansar todavía.
Tendrás que recorrer conmigo el tiempo;
mira cuánta distancia hasta la nieve,
cuántos copos de tierra
para olvidar los ojos del pasado
y encontrar el mañana
con un beso en la boca.

Ya sé que estás herido;
que te fatiga
atravesar la noche
y tienes miedo
de que, al final,
nos aguarde tan sólo la tristeza.

Ya sé que te rendiste
muchas veces al sol que deshidrata
todos los corazones;
pero yo te he salvado
trayendo un fresco arroyo hasta tus venas.

Si no puedes con todo
te llevaré en los brazos.
Has visto que soy fuerte
y que puedo arrasar todo el abismo.

Mataré los jaguares si se atreven
a acercarse a nosotros.
Antes de que emprendiéramos el viaje
cogí todas las armas
que tú me regalaste
y me mentalicé para la lucha.

Puedo con el desdén de las anémonas,
con la desilusión
de todos los reptiles,
con la envidia mortal del aguacero.

Apóyate en mi hombro.
A mí nada me agota,
ni siquiera la lluvia.

“De este largo viaje hacia la lluvia”

MARÍA LUISA MORA ALAMEDA        ( España, 1959 )

9b37987a441fc735c1a8fa1c7c8c040a

DELMIRA AGUSTINI (URUGUAY,1886-1914)

DELMIRA AGUSTINI

163163-004-7F2A4912

augustlog05boca-boca-delmira-agustini-L-YwaGgpDelmiraLA-PRI~1leire-v8e7jee9sytzv35q0tvtmujeresxix4tumblr_m3zbese3Fm1qcmo9qo1_500_large

Escritora uruguaya; su corta vida transcurrió en Montevideo, alterada, sobre todo, por los avatares y el final dramático de su peripecia sentimental: su pasión por Enrique Reyes, el matrimonio entre ambos, la separación, el divorcio y su asesinato a manos del antiguo marido, convertido ahora en amante. Eso no impidió a la Nena, ése era el apodo familiar, desarrollar una obra poética notable, que contó con la aprobación elogiosa de sus contemporáneos. En El libro blanco (Frágil) de 1907 era evidente su deuda con los gustos y el lenguaje del modernismo, aunque algunos poemas ya trataban de conseguir una expresión lírica original, más adecuada a sus apasionadas vivencias personales. La logró en Cantos de la mañana (1910), y en Los cálices vacíos (1913), donde su erotismo conjuga con acierto el sueño y la vigilia, la pasión exaltada y el pesimismo, los sentimientos del amor y de la muerte. Algunos poemas más se recogieron en sus Obras completas, editadas en 1924 en dos tomos: El rosario de Eros y Los astros del abismo.

FUENTE: http://www.epdlp.com

 

Visión, de Los cálices vacíos
¿Acaso fue en un marco de ilusión, en el profundo espejo del deseo, o fue divina y simplemente en vida que yo te vi velar mi sueño la otra noche?
En mi alcoba agrandada de soledad y miedo, taciturno a mi lado apareciste como un hongo gigante, muerto y vivo, brotado en los rincones de la noche húmedos de silencio, y engrasados de sombra y soledad.
Te inclinabas a mí supremamente, como a la copa de cristal de un lago sobre el mantel de fuego del desierto; te inclinabas a mí, como un enfermo de la vida a los opios infalibles y a las vendas de piedra de la Muerte; te inclinabas a mí como el creyente a la oblea de cielo de la hostia… gota de nieve con sabor de estrellas que alimenta los lirios de la Carne, chispa de Dios que estrella los espíritus. Te inclinabas a mí como el gran sauce de la Melancolía a las hondas lagunas del silencio; te inclinabas a mí de mármol del Orgullo, minada por un monstruo de tristeza, a la hermana solemne de su sombra… te inclinabas a mí como si fuera mi cuerpo la inicial de tu destino en la página oscura de mi lecho; te inclinabas a mí como al milagro de una ventana abierta al más allá
¡Y te inclinabas más que todo eso!
Y era mi mirada una culebra apuntada entre zarzas de pestañas, al cisne reverente de tu cuerpo. Y era mi deseo una culebra glisando entre los riscos de la sombra ¡a la estatua de lirios de tu cuerpo!
Tú te inclinabas más y más…y tanto, y tanto te inclinaste, que mis flores eróticas son dobles, y mi estrella es más grande desde entonces. Toda tu vida se imprimió en mi vida…
Yo esperaba suspensa el aletazo del abrazo magnífico; un abrazo de cuatro brazos que la gloria viste de fiebre y de milagro, será un vuelo! Y pueden ser los hechizados brazos cuatro raíces de una raza nueva.
Y esperaba suspensa el aletazo del abrazo magnífico… ¡y cuando te abrí los ojos como un alma, y vi que te hacías hacia atrás y te envolvías en yo no sé qué pliegue inmenso de la sombra!  

El Poder de la Palabra epdlp.com

“Una obra que hace honor a la lengua española y la mente universal.”

Español: Jorge Luis Borges
Español: Jorge Luis Borges (Photo credit: Wiki

JORGE LUIS BORGES

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges Acevedo (Buenos Aires, 24 de agosto de 1899–Ginebra, 14 de junio de 1986) fue un escritor argentino, uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento universales y que ha sido objeto de minuciosos análisis y de múltiples interpretaciones, trasciende cualquier clasificación y excluye todo tipo de dogmatismo.1

Es considerado uno de los eruditos más reconocidos del siglo XX. Ontologías fantásticas, genealogías sincrónicas, gramáticas utópicas, geografías novelescas, múltiples historias universales, bestiarios lógicos, silogismos ornitológicos, éticas narrativas, matemáticas imaginarias, thrillers teológicos, nostálgicas geometrías y recuerdos inventados son parte del inmenso paisaje que las obras de Borges ofrecen tanto a los estudiosos como al lector casual. Y sobre todas las cosas, la filosofía, concebida como perplejidad, el pensamiento como conjetura, y la poesía, la forma suprema de la racionalidad. Siendo un literato puro pero, paradójicamente, preferido por los semióticos, matemáticos, filólogos, filósofos y mitólogos, Borges ofrece —a través de la perfección de su lenguaje, de sus conocimientos, del universalismo de sus ideas, de la originalidad de sus ficciones y de la belleza de su poesía— una obra que hace honor a la lengua española y la mente universal.2

Jorge Luis Borges plaque - rue des Beaux Arts,...
Jorge Luis Borges plaque – rue des Beaux Arts, Paris 6 (Photo credit: Monceau)

Ciego desde los 55 años, personaje polémico, con posturas políticas que le impidieron ganar el Premio Nobel de Literatura3 4 al que fue candidato durante casi treinta años.

Fuente: es.wikipedia.org

Español: Emir Rodríguez Monegal con Borges, Bu...
Español: Emir Rodríguez Monegal con Borges, Buenos Aires 1984 (Photo credit: Wikipedia)

Que un individuo quiera despertar en otro individuo recuerdos que no pertenecieron más que a un tercero, es una paradoja evidente. Ejecutar con despreocupación esa paradoja, es la inocente voluntad de toda biografía.

J.L.Borges5
Jorge_Luis_Borges_Color

El instante

        ¿Dónde estarán los siglos, dónde el sueño
        De espadas que los tártaros soñaron,
        Dónde los fuertes muros que allanaron,
        Dónde el árbol de Adán y el otro leño?
        El presente está solo. La memoria
        Erige el tiempo. Sucesión y engaño
        Es la rutina del reloj. El año
        No es menos vano que la vana historia.
        Entre el alba y la noche hay un abismo
        De agonías, de luces, de cuidados;
        El rostro que se mira en los gastados
        Espejos de la noche no es el mismo.
        El hoy fugaz es tenue y es eterno;
        Otro Cielo no esperes, ni otro Infierno.
Calle Nicaragua to 4750 (between Borges and Gu...
Calle Nicaragua to 4750 (between Borges and Gurruchaga), Buenos Aires, Argentina. Waiting for Tram activation (Photo credit: Wikipedia)

El remordimiento

        He cometido el peor de los pecados
        Que un hombre puede cometer. No he sido
        Feliz. Que los glaciares del olvido
        Me arrastren y me pierdan, despiadados.
        Mis padres me engendraron para el juego
        Arriesgado y hermoso de la vida,
        Para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
        Los defraudé. No fui feliz. Cumplida
        No fue su joven voluntad. Mi mente
        Se aplicó a las simétricas porfías
        Del arte, que entreteje naderías.
        Me legaron valor. No fui valiente.
        No me abandona. Siempre está a mi lado
          La sombra de haber sido un desdichado.
Jorge Luis Borges in Cimetière des Rois
Jorge Luis Borges in Cimetière des Rois (Photo credit: cometstarmoon)

El sueño

        Si el sueño fuera (como dicen) una
        Tregua, un puro reposo de la mente,
        ¿Por qué si te despiertan bruscamente,
        Sientes que te han robado una fortuna?
        ¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
        Nos despoja de un don inconcebible,
        Tan íntimo que sólo es traducible
        En un sopor que la vigilia dora
        De sueños, que bien pueden ser reflejos
        Truncos de los tesoros de la sombra,
        De un orbe intemporal que no se nombra
        Y que el día deforma en sus espejos.
        ¿Quién serás esta noche en el oscuro
          Sueño, del otro lado de su muro?
Willis Barnstone (right) with Jorge Luis Borge...
Willis Barnstone (right) with Jorge Luis Borges on an ordinary evening in Buenos Aires, 1975 . (Photo credit: Wikipedia)

El suicida

        No quedará en la noche una estrella.
        No quedará la noche.
        Moriré y conmigo la suma
        Del intolerable universo.
        Borraré las pirámides, las medallas,
        Los continentes y las caras.
        Borraré la acumulación del pasado.
        Haré polvo la historia, polvo el polvo.
        Estoy mirando el último poniente.
        Oigo el último pájaro.
          Lego la nada a nadie.
Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges (Photo credit: Wikipedia)

España

        Más allá de los símbolos,
        Más allá de la pompa y la ceniza de los aniversarios,
        Más allá de la aberración del gramático
        Que ve en la historia del hidalgo
        Que soñaba ser don Quijote y al fin lo fue,
        No una amistad y una alegría
        Sino un herbario de arcaísmos y un refranero,
        Estás, España silenciosa, en nosotros.
        España del bisonte, que moriría
        Por el hierro o el rifle,
        En las praderas del ocaso, en Montana,
        España donde Ulises descendió a la Casa de Hades,
        España del íbero, del celta, del cartaginés, y de Roma,
        España de los duros visigodos,
        De estirpe escandinava,
        Que deletrearon y olvidaron la escritura de Ulfilas,
        Pastor de pueblos,
        España del Islam, de la cábala
        Y de la Noche Oscura del Alma,
        España de los inquisidores,
        Que padecieron el destino de ser verdugos
        Y hubieran podido ser mártires,
        España de la larga aventura
        Que descifró los mares y redujo crueles imperios
        Y que prosigue aquí, en Buenos Aires,
        En este atardecer del mes de julio de 1964,
        España de la otra guitarra, la desgarrada,
        No la humilde, la nuestra,
        España de los patios,
        España de la piedra piadosa de catedrales y santuarios,
        España de la hombría de bien y de la caudalosa amistad,
        España del inútil coraje,
        Podemos profesar otros amores,
        Podemos olvidarte
        Como olvidamos nuestro propio pasado,
        Porque inseparablemente estás en nosotros,
        En los íntimos hábitos de la sangre,
        En los Acevedo y los Suárez de mi linaje,
        España,
        Madre de ríos y de espadas y de multiplicadas generaciones,
          Incesante y fatal.
Jorge Luís Borges 1951
Jorge Luís Borges 1951 (Photo credit: Wikipedia)

“EL VERSO DE MACHADO ES INGENIOSO,ÁGIL Y EXPRESIVO”

Edificio Uranga y Círculo de Prensa Rosario

Edificio Uranga y Círculo de Prensa Rosario (Photo credit: lu6fpj)

MANUEL MACHADO

6dee764e858c2133b11ea2f52fee10b7

Sevilla
Sevilla (Photo credit: Werkmens)

Sevilla (Photo credit: Werkmens)

El poeta Manuel Machado Ruiz nació en Sevilla, actual capital
de la comunidad autónoma de Andalucía(España), el 29 de
agosto del año 1874. Su padre (Antonio Machado Álvarez) era
un conocido folclorista sevillano de sobrenombre «Demófilo»
y su madre Ana Ruiz. Su hermano fue otro poeta de talla
similar y de trayectoria paralela: Antonio Machado. De su
padre heredó con creces el amor a lo auténtico del carácter
popular andaluz. También su infancia debió transcurrir en
un patio de Sevilla, en donde habría un alegre huerto con,
-al menos-, un limonero, en el seno del palacio de Las Dueñas,
en donde su padre trabajaba como administrador de la ilustre
casa ducal de Alba. Pero cuando Manuel tenía 9 años, Sevilla
se les había quedado pequeña y hubo que buscar fortuna en la
capital de España, que siempre acoge a todos con los brazos
abiertos. La familia se trasladó a Madrid y allí fue donde
desarrolló lo importante de sus estudios que llegaron hasta
la licenciatura de Filosofía y Letras. A partir de esos años,
la familia Machado volvería a Sevilla en muy escasas ocasiones
pero lo sevillano y lo andaluz siempre fue para él una
referencia viva, aunque distante, por la nostalgia y el amor
que derramaban sus padres hacia la tierra que les vio nacer.
En Madrid, el joven Manuel empieza a dar a conocer sus
primeras poesías. Con el transcurrir de los años, llegó a
ser director de la Hemeroteca y Museo Municipal. Creó varias
revistas literarias de escasa duración, y colaboró en
periódicos diarios de Europa y América. En el año 1938
-en plena guerra civil- fue designado para ocupar un sillón
en la Real Academia Española. Manuel y Antonio, dos poetas
hermanos que despuntaban en aquel Madrid de principios del
siglo XX, ambos llegaron a colaborar en la creación teatral,
siempre impregnada de situaciones que recordaban al típico
ambiente andaluz. La obra cumbre de la creación teatral de
los hermanos Machado, es sin duda, «La Lola se va a los Puertos»
de la cual se han hecho un par de versiones cinematográficas.
Otras obras teatrales en cooperación fraternal fueron «La duquesa
de Benamejí» ; «La prima Fernanda» ; «Juan de Mañara» ;
«Las adelfas» ; «El hombre que murió en la guerra» ; «Desdichas
de la fortuna o Julianillo Valcárcel». Después los dos hermanos
poetas se encaminan por senderos separados que les conducen,
hacia el final de sus vidas, a abrazar los dos diferentes bandos
en los que desembocó España por culpa de la guerra civil.
Manuel y Antonio, a pesar de recorrer caminos separados en la
creación poética, siempre conservaron un paralelismo en sus obras,
que cualquiera que las observe con algún detenimiento, descubrirá
en cada una de ellas, algunos retazos o matices que delatan la
fuente común de la que bebieron y vivieron…(…)

Fuente: http://www.los-poetas.com

Español: Los actores Irene López Heredia, Iren...
Español: Los actores Irene López Heredia, Irene Barroso y Mariano Asquerino en una escena del estreno de la obra de teatro La prima Fernanda, de Manuel y Antonio Machado (Photo credit: Wikipedia)

Español: Los actores Irene López Heredia, Irene Barroso y Mariano Asquerino en una escena del estreno de la obra de teatro La prima Fernanda, de Manuel y Antonio Machado (Photo credit: Wikipedia)

ADELFOS

Yo soy como las gentes que a mi tierra vinieron
-soy de la raza mora, vieja amiga del sol-,
que todo lo ganaron y todo lo perdieron.
Tengo el ama de nardo del árabe español.

Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer…
Mi ideal es tenderme, sin ilusión ninguna…
De cuando en cuando un beso y un nombre de mujer.

En mi alma, hermana de la tarde, no hay contornos…
y la rosa simbólica de mi única pasión
es una flor que nace en tierras ignoradas
y que no tiene aroma, ni forma, ni color.

Besos, ¡pero no darlos! Gloria… ¡la que me deben!
¡Que todo como un aura se venga para mí!
Que las olas me traigan y las olas me lleven
y que jamás me obliguen el camino a elegir.

¡Ambición!, no la tengo. ¡Amor!, no lo he sentido.
No ardí nunca en un fuego de fe ni gratitud.
Un vago afán de arte tuve… Ya lo he perdido
Ni el vicio me seduce, ni adoro la virtud.

De mi alta aristocracia dudar jamás se pudo.
No se ganan, se heredan elegancia y blasón…
Pero el lema de casa, el mote del escudo,
es una nube vaga que eclipsa un vano sol.

Nada os pido. Ni os amo ni os odio. Con dejarme
lo que hago por vosotros hacer podéis por mí…
¡Que la vida se tome la pena de matarme,
ya que yo no me tomo la pena de vivir!…

Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer…
De cuando en cuando un beso, sin ilusión ninguna.
¡El beso generoso que no he de devolver!

33470b86b3f0fdec03de3d429a7bbd58

VERANO

Frutales
cargados.
Dorados
trigales…

Cristales
ahumados.
Quemados
jarales…

Umbría
sequía,
solano…

Paleta
completa:
verano.

50e8f523e8e30e0fda3bcb7baaeb668c_l

OCASO

Era un suspiro lánguido y sonoro
la voz del mar aquella tarde… El día,
no queriendo morir, con garras de oro
de los acantilados se prendía.

Pero su seno el mar alzó potente,
y el sol, al fin, como en soberbio lecho,
hundió en las olas la dorada frente,
en una brasa cárdena deshecho.

Para mi pobre cuerpo dolorido,
para mi triste alma lacerada,
para mi yerto corazón herido,

para mi amarga vida fatigada…
¡el mar amado, el mar apetecido,
el mar, el mar, y no pensar nada…!

ManuelManuel (Photo credit: nicoventurelli)

LA COPLA

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son,
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.

Tal es la gloria, Guillén,
de los que escriben cantares:
oír decir a la gente
que no los ha escrito nadie.

Procura tú que tus coplas
vayan al pueblo a parar,
aunque dejen de ser tuyas
para ser de los demás.

Que, al fundir el corazón
en el alma popular,
lo que se pierde de nombre
se gana de eternidad.

And_5

LAS MUJERES DE ROMERO DE TORRES

Rico pan de esta carne morena, moldeada
en un aire caricia de suspiro y aroma…
Sirena encantadora y amante fascinada,
los cuellos enarcados, de sierpe o de paloma…

Vuestros nombres, de menta y de ilusión sabemos:
Carmen, Lola, Rosario… Evocación del goce,
Adela… Las Mujeres que todos conocemos,
que todos conocemos ¡y nadie las conoce!

Naranjos, limoneros, jardines, olivares,
lujuria de la tierra, divina y sensüal,
que vigila la augusta presencia del ciprés.

En este fondo, esencia de flores y cantares,
os fijó para siempre el pincel inmortal
de nuestro inenarrable Leonardo cordobés.

Parque Nacional da Serra do ItajaíParque Nacional da Serra do Itajaí (Photo credit: Cristian Janke)

Crítica

Un mérito indiscutido de Manuel Machado es un labor como divulgador y renovador de los cantes flamencos, el «cante hondo». El conocimiento le venía de familia, pues su padre, Demófilo, había recopilado las letras anónimas de los cantes flamencos en su libro Cantes flamencos. Manuel Machado escribió poesías idóneas para el cante, utilizando coplasseguidillas, y soleares. Creó una nueva variante de soleá en la que el verso central tiene un número desproporcionado de sílabas (9, 10, 11, ó más sílabas), que bautizó como soleariyas. Cuando reproduce palabras típicas del dialecto andaluz, las marca utilizando la letra cursiva.

Fuente: http://es.wikipedia.org

También escribió romances octosílabos, cuartetos, serventesios y sonetos. Renovó estos últimos utilizando una variante que utiliza versos de arte menor (el sonetillo), generalmente octosílabos, pero en algún caso trisílabos (en el sonetillo titulado «Verano»).

El verso de Machado es ingenioso, ágil y expresivo, con huellas del parnasianismo y los poetas malditos franceses. Sus influencias más marcadas son Verlaine y Rubén Darío, que le distinguió con su amistad y aprecio.

English: Antonio Machado Avenue, Benalmádena.
English: Antonio Machado Avenue, Benalmádena. (Photo credit: Wikipedia)

English: Antonio Machado Avenue, Benalmádena. (Photo credit: Wikipedia)

RELATED ARTICLES
Español: Clase magistral de Paco Valladares en...
Español: Clase magistral de Paco Valladares en la Escuela de Teatro de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (sede Antonio Machado de Baeza). (Photo credit: Wikipedia)

Español: Clase magistral de Paco Valladares en la Escuela de Teatro de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (sede Antonio Machado de Baeza). (Photo credit: Wikipedia)

 

ANTONIO MACHADO Y “EL MODERNISMO”

Antonio Machado y el Modernismo

b7eda0fea2d03cb9c2865c989389909a

Antonio Machado Ruiz (Sevilla26 de julio de 1875 – Colliure22 de febrero de 1939) fue un poeta español, miembro tardío de la Generación del 98 y uno de sus miembros más representativos. Su obra inicial suele inscribirse en el movimiento literario denominado Modernismo.

FUENTE: http://es.wikipedia.org

00dc0f9976085334d6f87412c58044e0

Antonio Machado nació el 26 de julio de 1875 en Sevilla. Fue el segundo de cinco hermanos de una familia liberal; el mayor de ellos, Manuel, trabajó junto a Antonio en varias obras. Su padre, Antonio Machado Álvarez «Demófilo», amigo de Joaquín Costa y de Francisco Giner de los Ríos, publicó numerosos estudios sobre el folclore andaluz y gallego. Su abuelo,Antonio Machado Núñez, era médico y profesor de Ciencias Naturales.

 

Palacio de las Dueñas, en una de cuyas viviendas nació, en 1875, Antonio Machado.

2a1220304340892605ad586052fff1f0

En 1883, su abuelo fue nombrado profesor de la Universidad Central de Madrid y toda la familia se traslada con él a dicha ciudad. Antonio Machado completa entonces su formación en la célebre Institución Libre de Enseñanza, fundada por Francisco Giner de los Ríos.

En 1889 empieza sus estudios de bachillerato, primero en el instituto San Isidro y después en Cardenal Cisneros. Es en esa época cuando se aficiona al teatro junto a su hermano, y comienza a asistir a tertulias. Machado interrumpe varias veces sus estudios, afectado por los problemas económicos de su familia tras la muerte de su padre por tuberculosis en 1893 y su abuelo, tres años más tarde. El influjo familiar y su centro de estudios marcaron su camino intelectual. Por aquella época, conoce a Valle-Inclán en una tertulia. Trabaja en la parte de los verbos, en elDiccionario de ideas afines.

6b0ba7d354ad1eb16db1e206fdaa804f

En 1899, Antonio Machado viaja a París, donde vive su hermano el poeta Manuel, con quien en lo sucesivo emprenderá una carrera conjunta de autores dramáticos, y trabaja de traductor para la Editorial Garnier. Allí entrará en contacto con, por ejemplo, Oscar Wilde y Pío Baroja y asiste a las clases del filósofo Henri Bergson, que le impresionan profundamente. Vuelve a España y trabaja de actor mientras alcanza el título de bachiller.

9ca5bd1f8425f36e3a5726dea0029104

En 1902 vuelve a París y conoce a Rubén Darío. De vuelta a Madrid entabla amistad con Juan Ramón Jiménez y publica Soledades (1903).

En 1907 publica Soledades, Galerías y Otros poemas, una versión ampliada de Soledades, y gana las oposiciones al puesto de catedrático de francés. Elige la vacante del instituto deSoria, donde entabla amistad con Vicente García de Diego que era catedrático de latín y griego del mismo instituto. Conoce a Leonor Izquierdo, que trabajaba en casa de Vicente García de Diego, con la que se casará dos años después; teniendo ella 15 y él 34 años.

781429a2df2250db6c2e4c89c30ca216

En 1911 viajará a París al conseguir una beca para ampliar sus estudios.

Leonor cae enferma de tuberculosis y muere en 1912, lo que sume a Machado en una gran depresión y éste solicita su traslado a Baeza (Jaén), donde vivirá con su madre dedicado a la enseñanza y al estudio.

FUENTE DE LOS VERSOS: http://www.los-poetas.com

72eec5d1fb0b0553cdb127e0f4d3b4ad

HE ANDADO MUCHOS CAMINOS

He andado muchos caminos,
he abierto muchas veredas,
he navegado en cien mares
y atracado en cien riberas.

En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancòlicos
borrachos de sombra negra,

y pedantones al paño
que miran, callan y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.

Mala gente que camina
y va apestando la tierra…

Y en todas partes he visto
gentes que danzan o juegan
cuando pueden, y laboran
sus cuatro palmos de tierra.

Nunca, si llegan a un sitio,
preguntan adònde llegan.
Cuando caminan, cabalgan
a lomos de mula vieja,

y no conocen la prisa
ni aun en los días de fiesta.
Donde hay vino, beben vino;
donde no hay vino, agua fresca

Son buenas gentes que viven,
laboran, pasan y sueñan,
y en un día como tantos
descansan bajo la tierra.

RECUERDO INFANTIL

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de lluvia tras los cristales.

Es la clase. En un cartel
se representa a Caín
fugitivo, y muerto Abel,
junto a una mancha carmín.

Con timbre sonoro y hueco
truena el maestro, un anciano
mal vestido, enjuto y seco,
que lleva un libro en la mano.

Y todo un coro infantil
va cantando la lecciòn:
mil veces ciento, cien mil;
mil veces mil, un millòn.

Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía
de la lluvia en los cristales.

EL LIMONERO LÁNGUIDO SUSPENDE

El limonero lánguido suspende
una pálida rama polvorienta
sobre el encanto de la fuente limpia,
y allá en el fondo sueñan
los frutos de oro…
Es una trade clara,
casi de primavera;
tibia tarde de marzo,
que al hálito de abril cercano lleva;
y estoy solo, en el patio silencioso,
buscando una ilusiòn cándida y vieja:
alguna sombra sobre el blanco muro,
algún recuerdo, en el pretil de piedra
de la fuente dormido, o, en el aire,
algún vagar de túnica ligera.

En el ambiente de la tarde flota
ese aroma de ausencia
que dice al alma luminosa: nunca,
y al corazòn: espera.

Ese aroma que evoca los fantasmas
de las fragancias vírgenes y muertas.

Sí, te recuerdo, tarde alegre y clara,
casi de primavera,
tarde sin flores, cuando me traías
el buen perfume de la hierbabuena,
y de la buena albahaca,
que tenía mi madre en sus macetas.

Que tú me viste hundir mis manos puras
en el agua serena,
para alcanzar los frutos encantados
que hoy en el fondo de la fuente sueñan…

Sí, te conozco, tarde alegre y clara,
casi de primavera.

YO ESCUCHO LOS CANTOS

Yo escucho los cantos
de viejas cadencias,
que los niños cantan
cuando en corro juegan,
y vierten en coro
sus almas que sueñan,
cual vierten sus aguas
las fuentes de piedra:
con monotonías
de risas eternas,
que no son alegres;
con lágrimas viejas,
que no son amargas,
y dicen tristezas,
tristezas de amores
de antiguas leyendas.

En los labios niños,
las canciones llevan
confusa la historia
y clara la pena;
como clara el agua
lleva su conseja
de viejos amores,
que nunca se cuentan.

Jugando, a la sombra
de una plaza vieja,
los niños cantaban…

La fuente de piedra
vertía su eterno
cristal de leyenda.

Cantaban los niños
canciones ingenuas
de un algo que pasa
y que nunca llega:
la historia confusa
y clara la pena.

Seguía su cuento
la fuente serena.
Borrada la historia,
contaba la pena.

ORILLAS DEL DUERO

Se ha asomado una cígüeña a lo alto del campanario.
Girando en torno a la torre y al caseròn solitarío;
ya las golondrinas chillan. Pasaron del blanco invierno,
de nevascas y ventiscas los crudos soplos de infierno.
Es una tibia mañana.
El sol calienta un poquito la pobre tierra soriana.

Pasados los verdes pinos,
casi azules, primavera
se ve brotar en los finos
chopos de la carretera
y del río. El Duero corre, terso y mudo, mansamente.
El campo parece, más que joven, adolescente.

Entre las hierbas, alguna humilde flor ha nacido,
azul o blanca. ¡Belleza del campo apenas florido,
y mística primavera!

¡Chopos del camino blanco, álamos de la ribera,
espuma de la montaña
ante la azul lejanía;
sol del día, claro día!
¡Hermosa tierra de España!

YO VOY SOÑANDO CAMINOS

Yo voy soñando caminos
de la tarde. ¡Las colinas
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas! …
¿Adònde el camino irá?
Yo voy cantando, viajero
a lo largo del sendero…
—La tarde cayendo está—.
«En el corazòn tenía
la espina de una pasiòn;
logré arrancármela un día,
ya no siento el corazòn.»

Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino que serpea
y débilmente blanquea
se enturbia y desaparece.

Mi cantar vuelve a plañir:
«Aguda espina dorada,
quién te pudiera sentir
en el corazòn clavada.»

cb8f643150dc91efc33c675c91b82c03

RELATED ARTICLES

 

S.XX-OTROS DEL S.XX-AGUSTÍN GARCÍA CALVO:LXXIX,1983

AGUSTÍN GARCÍA CALVOAgustín García Calvo (Zamora15 de octubre de 1926 – Ibídem1 de noviembre de 2012)1 fue un gramáticopoetadramaturgoensayistatraductor y filósofo español.

200px-Agustin_Garcia_Calvo

Cádiz drago de Bellas ArtesCádiz drago de Bellas Artes (Photo credit: Wikipedia)

POEMA

Cuando un ensueño, roto al alba, nos deja
Con la palabra entre los labios brumosos
vacía y con la mano en vano gesto perdida,
que iba a apuñarlos unos dóciles pechos
o a acariciar la dulce oreja, tan sorda
que ya ni está siquiera, y que nos quedamos
con personajes conversando que apenas
podemos ya seguir en ellos creyendo,
y el tibio caos de almohadas y sábanas
los va borrando del mosaico florido
los mil colores de cilindros y prismas
de los pequeños arquitectos, y todo
se anega en esta fe de la alta mañana,
hasta ese último sensitivo topacio
del ojo izquierdo de la blanca y hermana
perdida y doble que brillaba en un guiño
de inteligencia, y lentamente se empieza a
reconocer que sí, que nadie, que lejos
están, que a más de quinientas leguas

Español: Escudo municipal de Abadiño (Vizcaya)...
Español: Escudo municipal de Abadiño (Vizcaya):Cortinado: 1º, en campo de plata, una tau de azur, sobre una caldera de sable y una venera de su color; 2º, en campo de plata, un árbol de sinople, arraigado, y un lobo de sable pasante al pie del tronco, rodeado el árbol de doce chuzos de su color; 3º, en campo de azur, unos montes de sinople, con una iglesia y un puente, de su color, y bajo el puente ondas de agua de azur y plata.http://www.bizkaia.net/udalnet (Photo credit: Wikipedia)

Español: Escudo municipal de Abadiño (Vizcaya):Cortinado: 1º, en campo de plata, una tau de azur, sobre una caldera de sable y una venera de su color; 2º, en campo de plata, un árbol de sinople, arraigado, y un lobo de sable pasante al pie del tronco, rodeado el árbol de doce chuzos de su color; 3º, en campo de azur, unos montes de sinople, con una iglesia y un puente, de su color, y bajo el puente ondas de agua de azur y plata.http://www.bizkaia.net/udalnet (Photo credit: Wikipedia)

de aire, y más aún, que ni aun sabemos
que fueran ellas (pues, ¿de dónde la blusa
de seda y algas desvahida?, pues ¿cuándo
en sus mejillas esa veta dorada?)
o si eran otras, y alguien en el ensueño
dijo «Pero a tus quince años», y ahora,
al ir contando con los dedos dormidos
sobre la verga tiesa, puede que sean
lo menos veinticinco, y cuando del todo
al sol los ojos descorramos de lágrimas,
ya nuestra hermana cumplirá treintaycuatro,
entonces uno bien querría… los hay
que se incorporan y se lavan los sueños
con agua y con jabón de ducha y toalla
y al punto por los túneles del trabajo
se meten; otros hay que, llenos de alma,
como una encinta a quien trajera su vómito
cada mañana, de una vez se levantan
para acabar con tanta espera y, los ojos
vueltos adentro, arrojan a medio día
allá por fin por la ventana su cuerpo
hacia el menudo tráfico y a las rápidas
cucarachitas de colores; algunos
también acaso al despertarse recuerdan
que tienen una cita para las cuatro
con su conquista bien real y morena
en la terraza de `La Bola de Oro´,
y así con eso de un tirón se levantan
y en camiseta a rasurarse briosos
se ponen con la espuma de la mañana
y trinan y gorjean y ante el espejo
las bolsas de los párpados se arremangan;
pero yo al menos bien querría que en cambio
mi desesperación como un árbol fuera,
un árbol grande, fuera como un gran árbol.
Así es que, cuando en pie me pongo, sin nada
sobre la piel, sin nada dentro del pecho
y alzo los brazos con las palmas abiertas
hasta tocar el cielo alegre de Mayo
en esa barra en cruz de la claraboya,
y de las tablas polvorientas del suelo
de la buhardilla trepa plantas arriba
la desesperación y fluye brazos abajo
por los sobacos y las piernas enhiestas…
ya, ya se siente, sus raices hundiendo,
que en la madera y el cemento se hinca,
y va rompiendo por tabiques y techos
con los raigones ansiosa de tierra
hasta que allá a través de los siete pisos
mi desesperación en la húmeda sombra
y en la fecunda pudrición de los sótanos
y las cloacas sigue hundiéndose; y mientras
hacia el infierno va enterrándose, en tanto
desde las puntas de los dedos arriba
ya, ya ha arrojado mil retoños y ramos
que se retuercen, y como higuera loca,
creciendo de su misma hambre de cielo,
por los desvanes y las vigas penetra
leñosa mi desesperación y con lentos
crujidos combas las quebranta las tejas
calientes y por los desiertos caminos
del aire avanza, echando a diestra y siniestra
sobre las calles y los ríos abajo
ramas que al punto en yemas gualda revientann
que en verdes ramas se enderezan al punto,
y ya las nubes pasajeras empiezan
a acostumbrarse, desflecándose un poco,
a aposentarse allá en sus últimas hojas.
así va a ser o por semejante modo

English: Edificio Arriba (building) at 272 Pas...English: Edificio Arriba (building) at 272 Paseo de la Castellana (avenue) in Madrid (Spain). Former headquarters of Arriba newspaper. Projected by Francisco de Asís Cabrero (1912–2005) and built in 1962. Español: Edificio Arriba, en el nº 272 del Paseo de la Castellana de Madrid (España). Antigua sede del diario Arriba. Proyectado por Francisco de Asís Cabrero (1912–2005) y construido en 1962. (Photo credit: Wikipedia)

mi desesperación: por más que ni sepa
lo que ha de ser, habrá de ser como un árbol
y grande: nadie le pregunte la raza
ni el nombre propio, ni si va a ser un pino
que críe rosas ni si una morera
temblante de la blanca fiebre del álamo
ni si castaño ni si cedro deIndias
o si olmo negro o roble o sándalo o fresno
padre de hadas: pues que todos a una
será y al mismo tiempo será ninguno;
más será un árbol grande, más que las casas
más altas, alto más que en tarde de otoño
la luna pálida: en mitad de la plaza
del pueblo devastada sube sin tino,
dudando en cada tramo de su corteza, mas desesperanzadamente derecho,
y ahí está: las ramas bajas antiguas
se tenderán sobre las calles y campos
y darán sombra a las espigadoras
bajo el estío y en otoño a los bancos
mantas de hojas amarillas y tiernas
donde piojosos duerman los vagabundos;
en tanto, arriba todo el año las ramas
tan verdes estarán rendidas de frutos,
unos canosos de pelusa violeta,
otros heridos en almíbar y oro,
otros riendo a boca roja rachada,
algunos como de esmeralda en racimos
y también otros como nueces de lluvia, pero que todos los irá verdaderos
el árbol inventando, al paso y medida
que cada boca acierte el nombre granado
del fruto; y entre tanto, arriba, oreosas,
las frondas estarán cargadas de pájaros, los unos gorjeando como de plata
arroyos de la tarde, y otros silbando
como la aurora entre las rocas marinas,
y otros piando como espigas de grano

IMG_1727IMG_1727 (Photo credit: Carlos A. Hernandez)

de melodía, y zureando de siestas
roncas de amor, y punteando los ecos
del tiempo sin reloj, y mismo a las hojas
haciéndoles trinar, y mismo a los vientos
enhechizados enseñándoles sólfa
de arruyos; y aún el mismo árbol alado
creciendo sigue de la música sola
hacia el Océano desbordado del cielo
ya limpio de tiranos y nada nunca
escrito; y sin embargo, en tanto, a lo hondo,
en las entrañas de las minas pozos
a los enanos que labran
la oscuridad en mil rubíes y en ópalos
y cuya vida son extrañas industrias,
telares de seda de los gorgojos
de luz, imprentas de blasfemias miniadas
con zumo de verbena y de leche del piojo
de púrpura, y las tintineantes fraguas
del oro rojo —verde por siempre el oro,
que nunca puede madurar en moneda—,
y a sus ferrocarriles de humo de sueño,
que ajetreados van llevando semilla
de niños huérfanos y amapolas por todos
los recovecos de la tierra preñada,
también gozoso sin cesar tunelillos
les iba abriendo con sus raíces blancas
el árbol grande; pero aún sin embargo
será mejor: pues en mitad de la plaza
del pueblo, joven de mil miles de años
—cada año más deshilachadas sus horas—,
el árbol seguirá abrigando de fresco
la gente en desconocimiento florida:
bajo sus ramas montaran unos toldos
de seda, en donde venderán naranjada
por besos y piñones por aún menos;
y alrededor ensamblarán unas mesas
muy largas con entalladuras de oro
y enguirnaldadas de arrayán, para fiesta
de convidados forasteros que acaso
con hambre lleguen; por vïales de grava
bajo su sombra se vendran paseando
gentiles pares en pelusa de barba,
risueñamente conversando de asuntos
de desgobierno; al pie del tronco, sentadas
en tantas muescas que abre el árbol en torno,
peinándose ellas con marfiles y platas
las mil diversas cabelleras y rizos
y bucles y melenas lasas y crenchas
o candeales o de bárbaro fuego
o bien endrinas o de oro pesadas,
aquellas todas que entre calles y ruido
cruzaban por los ojos sembrando guerra
con su sinnúmera andadura, y pasaron
de largo: todas mansas, juntas, ahora
reclinan contra el tronco los blancos hombros
inagotables y en las ramas se dejan
perderse en un común recuerdo los ojos
de inteligencia sonrientes; en una
plazoletilla de sol que hay bajo el árbol
también habrá como un templete de tablas
armado, en donde con timbales y cuernos
van recitando su papel cuatro máscaras
vestidas de oropel y grana en harapos,
mientras por las verdeantes lagunas
barquillas con faroles entre los juncos
se van durmiendo a la coral de las ranas,
sembrando de bengalas y fuegos fatuos
las aguas bajo el árbol; otros a rastras
por las veredas y la yerba y los huecos
del tronco buscarán desnudos algunas
simientes raras que de lo alto llovieron,
menudas letras griegas de plata alada,
con las que luego componer unos libros
hermosos sin sentido; y desde las ramas
más gruesas él también dejará que muchos
columpios cuelguen y a sus lánguidas cuerdas
asidos cacen mariposas o vértigos
de sol o luna; y en sus tiernas cortezas
él dejará también, el árbol antiguo,
que con la punta de navajas de nácar
se graben los nombres de los vanos amores
de los enamorados sin esperanza.

De Canciones y soliloquios, 1983

 

Sala Capitular.Sala Capitular. (Photo credit: Wikipedia)

 

ROSALÍA DE CASTRO – POESÍA ESPAÑOLA MODERNA

Rosalía de Castro

200px-Rosalia

Busca sotto la neve
Busca sotto la neve (Photo credit: The Skywalker)

Rosalía de Castro (Santiago de Compostela24 de febrero de 1837 — Padrón15 de julio de 1885) fue una poetisa y novelista española que escribió tanto en lengua gallegacomo en lengua española. Considerada en la actualidad como un ente indispensable en el panorama literario del siglo XIX, representa junto con Eduardo Pondal y Curros Enríquez una de las figuras emblemáticas del Rexurdimento gallego, no sólo por su aportación literaria en general y por el hecho de que sus Cantares Gallegos sean entendidos como la primera gran obra de la literatura gallega contemporánea, sino por el proceso de sacralización al que fue sometida y que acabó por convertirla en encarnación y símbolo del pueblo gallego.1 Además, es considerada junto con Gustavo Adolfo Bécquer, como la precursora de la poesía española moderna.2

Galego: Lenda da escultura dedicada a Rosalía ...
Galego: Lenda da escultura dedicada a Rosalía de Castro na Alameda de Santiago de Compostela, Galicia (Spain) (Photo credit: Wikipedia)

FUENTE: http://es.wikipedia.org

 

FUENTE POEMAS: http://grandespoetasfamosos.blogspot.com.es

Castro from Twin Peaks
Castro from Twin Peaks (Photo credit: dcleesfo)

Ángel

Todo duerme… del aire, el soplo blando
Callado va, con temeroso vuelo
El aroma esparciendo de las rosas;
Brilla la luna, y sueñan con el cielo
Los niños que reposan, contemplando
Flores, luz y pintadas mariposas.

¡Niños!, al soplo de mi tibio aliento,
Dormid en paz, que os cubren con sus alas
Los blancos y amorosos serafines,
Y adornándoos a un tiempo con sus galas
Hacen que en ondas os regale el viento
Blando aroma de lirios y jazmines.

Y, en tanto, el astro de la noche, lento,
Pálido, melancólico y suave,
Del aire azul recorre los espacios,
Globo de plata o misteriosa nave,
Vaga a través del ancho firmamento,
Por cima de cabañas y palacios.

Su tibia luz refléjase en la tierra
Como del alba la primer sonrisa
Que va a alegrar las aguas de la fuente;
Y al rizarse los mares con la brisa,
Cuanto su seno de hermosura encierra
Muéstrase allí, brillante y transparente.

Las plantas y los céfiros susurran
Con blando son, y acentos misteriosos
Lanza, al pasar, el murmurante río,
Y a través de los árboles frondosos
Las estrellas inmóviles fulguran
Chispas de luz en su ámbito sombrío.

Todo es reposo, y soledad, y sueño…
Sueño aparente y soledad mentida,
En el mundo del hombre… ¡hermoso mundo
Cuando, mintiendo, a amarle nos convida!
Y es que en que fuese amado puso empeño,
Quien llena cielo y tierra, y mar profundo.

Mas… ¿qué pálida sombra cruza el prado…
Errante, sola, fugitiva y leve?
Como si fuese en pos de un bien perdido,
Apenas al pasar las hojas mueve.
Y vaga al pie del monte y del collado
Cual tortolilla en torno de su nido.

Virgen parece por la undosa falda
Y por la blonda y larga cabellera,
Que el viento de la noche manso agita;
Bello es su rostro y dulce la manera
Con que pisa la alfombra de esmeralda,
Mientras su seno con ardor palpita.

¡Pobre mujer!… ¿Qué culpa, qué pecado
Como aguijón la ha herido en su inocencia,
Que el calor de su lecho así abandona?
Yo sondaré el dolor de tu conciencia,
Que no en vano a la tierra he descendido,
En nombre del Señor que la perdona.

homenaje a -el Miserere- de gustavo adolfo bécquer
homenaje a -el Miserere- de gustavo adolfo bécquer (Photo credit: M. Martin Vicente)

Busca y anhela el sosiego

Busca y anhela el sosiego…
Mas, ¿quién le sosegará?
Con lo que sueña despierto,
Dormido vuelve a soñar.
Que hoy como ayer, y mañana
Cual hoy, en su eterno afán,
De hallar el bien que ambiciona
-Cuando sólo encuentra el mal-,
Siempre a soñar condenado,
Nunca puede sosegar.

Castro de San Cibrao de Las AKA Lansbricae
Castro de San Cibrao de Las AKA Lansbricae (Photo credit: xmanoel)

Del antiguo camino a lo largo

Del antiguo camino a lo largo,
Ya un pinar, ya una fuente aparece,
Que brotando en la peña musgosa
Con estrépito al valle desciende.
Y brillando del sol a los rayos
Entre un mar de verdura se pierden,
Dividiéndose en limpios arroyos
Que dan vida a las flores silvestres
Y en el Sar se confunden, el río
Que cual niño que plácido duerme,
Reflejando el azul de los cielos,
Lento corre en la fronda a esconderse.
No lejos, en soto profundo de robles,
En donde el silencio sus alas extiende,
Y da abrigo a los genios propicios,
A nuestras viviendas y asilos campestres,
Siempre allí, cuando evoco mis sombras,
O las llamo, respóndenme y vienen.

Galego: Rosalía de Castro na Alameda de Santia...
Galego: Rosalía de Castro na Alameda de Santiago de Compostela, Galicia (Spain) (Photo credit: Wikipedia)

Del rumor cadencioso de la onda

Del rumor cadencioso de la onda
Y el viento que muge;
Del incierto reflejo que alumbra
La selva o la nube;
Del piar de alguna ave de paso;
Del agreste ignorado perfume
Que el céfiro roba
Al valle o a la cumbre,
Mundos hay donde encuentran asilo
Las almas que al peso
Del mundo sucumben.

SevillaGlorietaDeBecquer04
SevillaGlorietaDeBecquer04 (Photo credit: Wikipedia)

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso
De mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
Con la eterna primavera de la vida y de los campos,
Y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
Y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

-Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de mi vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?

SevillaGlorietaDeBecquer03
SevillaGlorietaDeBecquer03 (Photo credit: Wikipedia)

En los ecos del órgano, o en el rumor del viento

En los ecos del órgano, o en el rumor del viento,
En el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,
Te adivinaba en todo, y en todo te buscaba,
Sin encontrarte nunca.
Quizás después te ha hallado, te ha hallado y ha perdido
Otra vez de la vida en la batalla ruda,
Ya que sigue buscándote y te adivina en todo,
Sin encontrarte nunca.
Pero sabe que existes y no eres vano sueño,
Hermosura sin nombre, pero perfecta y única.
Por eso vive triste, porque te busca siempre,
Sin encontrarte nunca.

Rosalía Castro busto Rianxo (1)
Rosalía Castro busto Rianxo (1) (Photo credit: xornalcerto)

Era apacible el día

Era apacible el día
Y templado el ambiente
Y llovía, llovía,
Callada y mansamente;
Y mientras silenciosa
Lloraba yo y gemía,
Mi niño, tierna rosa,
Durmiendo se moría.

Al huir de este mundo, ¡qué sosiego en su frente!
Al verle yo alejarse, ¡qué borrasca la mía!

Tierra sobre el cadáver insepulto
Antes que empiece a corromperse…, ¡tierra!
Ya el hoyo se ha cubierto, sosegaos,
Bien pronto en los terrones removidos
Verde y pujante crecerá la hierba.

¿Qué andáis buscando en torno de las tumbas,
Torvo el mirar, nublado el pensamiento?
¡No os ocupéis de lo que al polvo vuelve!
Jamás el que descansa en el sepulcro
ha de tornar a amaros ni a ofenderos.

¡Jamás! ¿Es verdad que todo
Para siempre acabó ya?
No, no puede acabar lo que es eterno,
Ni puede tener fin la inmensidad.

Tú te fuiste por siempre; mas mi alma
Te espera aún con amorosa afán,
Y vendrás o iré yo, bien de mi vida,
Allí donde nos hemos de encontrar.

Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
Que no morirá jamás,
Y que Dios, por que es justo y porque es bueno,
A desunir ya nunca volverá.

En el cielo, en la tierra, en lo insondable
Yo te hallaré y me hallarás.
No, no puede acabar lo que es eterno,
Ni puede tener fin la inmensidad.

Mas… es verdad, ha partido,
Para nunca más tornar.
Nada hay eterno para el hombre, huésped
De un día en este mundo terrenal,
En donde nace, vive y al fin muere,
Cual todo nace, vive y muere acá.

Una luciérnaga entre el musgo brilla
Y un astro en las alturas centellea,
Abismo arriba, y en el fondo abismo;
¿Qué es al fin lo que acaba y lo que queda?
En vano el pensamiento
Indaga y busca lo insondable, ¡oh, ciencia!
Siempre al llegar al término ignoramos
Qué es al fin lo que acaba y lo que queda.

Arrodillada ante la tosca imagen,
Mi espíritu, abismado en lo infinito,
Impía acaso, interrogando al cielo
Y al infierno a la vez, tiemblo y vacilo.
¿Qué somos? ¿Qué es la muerte? La campana
Con sus ecos responde a mis gemidos
Desde la altura, y sin esfuerzo el llano
Baña ardiente mi rostro enflaquecido.
¡Qué horrible sufrimiento! ¡Tú tan sólo
Lo puedes ver y comprender, Dios mío!

¿Es verdad que lo ves? Señor, entonces,
Piadoso y compasivo
Vuelve a mis ojos la celeste venda
De la fe bienhechora que he perdido,
Y no consientas, no, que cruce errante,
Huérfano y sin arrimo
Acá abajo los yermos de la vida,
Más allá las llanadas del vacío.

Sigue tocando a muerto, y siempre mudo
E impasible el divino
Rostro del Redentor, deja que envuelto
En sombras quede el humillado espíritu.
Silencio siempre; únicamente el órgano
Con sus acentos místicos
Resuena allá de la desierta nave
Bajo el arco sombrío.

Todo acabó quizás, menos mi pena,
Puñal de doble filo;
Todo menos la duda que nos lanza
De un abismo de horror en otro abismo.

Desierto el mundo, despoblado el cielo,
Enferma el alma y en el polvo hundido
El sacro altar en donde
Se exhalaron fervientes mis suspiros,
En mil pedazos roto
Mi Dios, cayó al abismo,
Y al buscarle anhelante, sólo encuentro
La soledad inmensa del vacío.

De improviso los ángeles
Desde sus altos nichos
De mármol me miraron tristemente
Y una voz dulce resonó en mi oído:
“Pobre alma, espera y llora
A los pies del Altísimo:
Mas no olvides que al cielo
Nunca ha llegado el insolente grito
De un corazón que de la vil materia
Y del barro de Adán formó sus ídolos.”

Monumento a Rosalía de Castro
Monumento a Rosalía de Castro (Photo credit: José Camba)

CINCO POEMAS DE ÁNGEL GARCÍA LÓPEZ

Ángel García López

Quién como túQuién como tú (Photo credit: Wikipedia)

Quién como tú (Photo credit: Wikipedia)

Ángel García López (Rota1935) es un poeta español, premiado con el premio Nacional de Poesía en 1973. También consiguió elpremio Adonais en 1969 por A flor de piel. Destaca por el rigor formal y la investigación de los aspectos rítmicos y lingüísticos. Otras obras del autor son Emilia es la canción (1963), Tierra de nadie (1968), Retrato respirable en un desván (1973), Mester Andalusí (1977),Trasmundo (1980) De latrocinios y virginidades (1984) Pervesificaciones (1990) y Territorios del puma (1991).

Imaxe na casa do mago Merlín. Mondoñedo. GaliciaImaxe na casa do mago Merlín. Mondoñedo. Galicia (Photo credit: Wikipedia)

Imaxe na casa do mago Merlín. Mondoñedo. Galicia (Photo credit: Wikipedia)

Así como el atleta

Mi cuerpo es como un pájaro. Me alzo
sobre una cordillera de gorriones.
Las alas me empujaron en el salto,
se me llenó la carne de motores.

Hoy he vuelto a la vida. Libre, gano
mi oficio milagroso de ser hombre.
He tocado una nube con mis brazos
y le he robado al águila su polen.

Quise sentir el mundo, lo delgado
del límite del día con la noche.
Corrí sobre la pista del milagro
indagando el secreto del azogue.

Debí de ser gacela, ardilla, gamo
perseguidor del aire de los bosques.
Mi pecho respiraba como un campo
lastimado de músicas y flores.

Luché contra el equipo de los nardos
y el fuego de amarillos girasoles.
Competí con la pluma de los pájaros
y el latido voraz de los relojes.

Sin sentir en los músculos cansancio
llegué, libre, a la meta.
Desde entonces
traigo una lluvia nueva entre mis párpados.

¿Fui yo? Nadie creyera. El horizonte
se me llenó de cánticos y aplausos.
Hoy le vencí a la vida en el deporte
de alcanzar la alegría con las manos.

Español: Iglesia San Miguel
Español: Iglesia San Miguel “Quién como Dios?”, ubicada en Maracaibo, Venezuela. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Iglesia San Miguel “Quién como Dios?”, ubicada en Maracaibo, Venezuela. (Photo credit: Wikipedia)

Español: Iglesia San Miguel “Quién como Dios?”, ubicada en Maracaibo, Venezuela. (Photo credit: Wikipedia)

Hueles como el verano…

Hueles como el verano. Desde el calor, lentísimas,
se me ofrecen las jaras y, en tus hombros,
lo flexible del mimbre y el lentisco. Tienes,
debajo de tus brazos, un herbazal tranquilo,
olor a prado en celo y a retama de un monte.
Parece que vinieras de una casa sin nadie
con un carro de heno que asustara en los labios.
Estás como entregando una mensajería
de un lugar inconcreto que no sabe su nombre.
Tu oficio más propenso es hablarle a los tréboles
y hacer que en cada mano se haga grande un arroyo.
Abrazarte es lo mismo que ir oliendo una fábrica
donde el polen hubiese trabajado descalzo.
A través de tu boca se ha asomado una espiga
y hay un poco de mosto que va abriéndose paso.
No existe sitio tuyo que no ordene
mirar su procesión, más infidelidades
a las cosas restantes que arde al sol tu azotea.
Hueles a la corteza del pinsapo y del álamo.
Desde ti suena el mundo como el aire en las cañas
o el zorzal. Se despeñan los párpados a verte
y, al rodar, te visitan regiones augurales
que enloquecen en misa con su fiesta de pronto.
No es posible explicarte sino deletreándote
o enviando a la escuela la emoción de uniforme,
con zapatos de párvulo y un gran lazo en el cuello.
Amarte es despedirse abrazándote a un campo
que huele a regadíos y a un vellón trashumante
que hubiese ido de compras a una tienda de flores.
Exhalan tus dos pechos una jardinería
que asciende de las sábanas con que heredas la nieve.
Y está tu olor tendido, dentro de la hermosura,
con una piel tan blanca que te beso esquiando.

RetratoRetrato (Photo credit: chalo84)

Ola feliz

Suena este mar, tu corazón, bajo la piel.
Bello el reloj, se mueve .
Anda del seno tu lugar.
Potro en la nieve, se hace nuca su belfo.
Come de la bandeja blanca de las sienes.
Muere de delgadez. Y es ave,
relámpago concéntrico con peces
hechos música, luz, bolsa obediente
del diapasón.
Feliz más que una playa, acude al vientre,
Edifica del agua la esbeltez. Allí te crece
como un inmenso pájaro. Y distiende
alas de olor sobre el cantil, te bebe
la piedra transparente del cuerpo.
Después, yedra invisible, baja hasta el pie.
Jinete, torre en el cuero juvenil,
tambor de lo turgente,
cede su forma a la presión.
Sonoro resplandece.
Te late en las paredes de la carne que beso.
Se convierte en ruido de unos bosques,
en rostros de violines
que pulsan de ese alegre sitio del sol.
Y así la noche emerge solícita.
A tus manos, que hablan en la sombra
su celeste palabra.
Su situación de fiebre y de jardín.
Su fuerte voz.
Y así mientras conoce, la boca vibra,
enciende su tacto.
Llega al hombro con presencia de río,
pone caricia y redes a la virtud.
Transita entre los sauces y el aire adolescente
que amo, fruto interior silvestre.
Cuerpo tuyo que canta.
Y aventa de mis dedos respiración de mieses.

Mateo ManaureMateo Manaure (Photo credit: Wikipedia)

Quien puso en ti su mano tuvo ardiendo….

Quien puso en ti su mano tuvo ardiendo
la carne y perfumó su corazón.
Desde entonces mi piel se ha acostumbrado
a dormir en una sola habitación.

Después de tanto tiempo de visita
los dedos aprendieron la lección.
Las brasas de por fuera son por dentro
distintas al tocarlas como son.

Andar entre tus cosas una noche
es igual que asomarse a algún balcón.
Los brazos se hacen huéspedes sabiéndose
un jubileo y una jubilación.

Desde entonces no hay nada que no sepa
a mercado y a venta de ocasión.
Quien puso en ti su boca ha conocido
las pavesas de su incineración.

Amar es muchas veces una herida
con una cicatriz de quita y pon.
Quien deja sus dos ojos en tus labios
enferma al encontrar su curación.

Ahora recuerdo cómo anduve a tientas
hasta oírle la voz a la emoción.
Quien puso en ti su mano ha sucumbido
al fuego de su propia combustión.

Escudo de la Arquidiócesis de TunjaEscudo de la Arquidiócesis de Tunja (Photo credit: Wikipedia)

Reconstrucción del tango no bailado con nadie

La tarde todavía se escribe con tu nombre,
con una luz de plata sobre un bandoneón.

Se escribe en un cuaderno con hojas amarillas,
grabando cada letra tu nombre en un renglón.

Recuerdo que tenías dos ojos que cantaban
y una tienda con flores en la respiración.

La tarde se dolía de un beso en la garganta,
de un tango que temblaba dormido en el sillón.

Desde una voz con lluvia cruzaban colegialas
sonando en sus carteras la última lección.

Pasaban con la risa colgando de los brazos
y el verbo amar en tiempo de desconjugación.

Recuerdo en esa calle dos piernas me miraron
y dejaron su firma sobre mi corazón.

Gozarlas fue dolerse la mitad de otro siglo,
metiéndole de ausencia su fierro este malón.

Aún oigo cuando hablaban llegando a la cintura,
su lumbre de allá arriba bajando hasta el tacón.

No existe ya nostalgia como no oler su cuerpo
ni andarle a sus caderas la joven tentación.

Después de que pasaran mis manos se murieron,
se me han difunto un hijo y un verso en un jarrón.

El mundo tiene bromas que dan miedo
y no debés buscarle más argumentación.

Recuerdo que tenías yuchanes en los ojos
y un sabor a semillas y a panificación.

Si dicen que te olvido, reíte, sabés cómo
el sueño me ha enfermado tu boca bermellón.

Sabés que sos mi luto que nunca se termina,
que vos sos quien me arrima mi desesperación.

Recuerdo que tenías dos ceibos en los ojos
y un perfume de fruta casi en germinación.

Recuerdo que tenías la música por dentro,
sonando a lo incurable de mi desolación.

English: Portrait of the spanish composer Ánge...English: Portrait of the spanish composer Ángel Arranz Moreno Español: Retrato del compositor español de música contemporánea Ángel Arranz Moreno (Photo credit: Wikipedia)
Related articles
Quien ha estado, detrás de la iglesia, sabe qu...Quien ha estado, detrás de la iglesia, sabe qué callejón es (Photo credit: Wikipedia)