GUT FEELINGS – EL “SEGUNDO CEREBRO” EN NUESTROS SISTEMAS GASTROINTESTINALES [FRAGMENTO]

Hay una autopista entre el cerebro y el sistema gastrointestinal que tiene gran influencia sobre los seres humanos
Penguin Press

Más sobre este tema

De La Buena Gut: Tomando control de su peso, su estado de ánimo y su salud a largo plazo , por Justin Sonnenburg y Erica Sonnenburg, doctorados. Reproducido por acuerdo con Penguin Press, un miembro de Penguin Group (EE.UU.), LLC, un pingüino Random House Company. Copyright © Justin Sonnenburg y Erica Sonnenburg ,2015.9A9FF7B3-B39B-4092-951235DA0743F8A7_articleExiste una conexión primordial entre nuestro cerebro y nuestro intestino. A menudo hablamos de una “corazonada” cuando conocemos a alguien por primera vez. Se nos dice que “confiar en nuestro instinto” al tomar una decisión difícil o que es “tiempo de verificación tripa” cuando se enfrentan a una situación que pone a prueba nuestra nervios y determinación.Esta conexión mente-gut no es sólo metafórica. Nuestro cerebro y el intestino están conectados por una amplia red de neuronas y una carretera de productos químicos y hormonas que proporcionan constantemente retroalimentación sobre lo hambriento que somos, si estamos o no estamos experimentando el estrés, o si hemos ingerido una microbio causante de la enfermedad. Esta autopista de la información se denomina el eje cerebro-intestino y proporciona actualizaciones constantes sobre el estado de cosas en sus dos extremos. Esa sensación de hundimiento en la boca del estómago después de mirar su factura de tarjeta de crédito postholiday es un claro ejemplo de la conexión cerebro-intestino en el trabajo. Usted está estresado y su intestino lo sabe-inmediatamente.

healthy2

El sistema nervioso entérico se refiere a menudo como segundo cerebro de nuestro cuerpo. Hay cientos de millones de neuronas que conectan el cerebro para el sistema nervioso entérico, la parte del sistema nervioso que se encarga de controlar el sistema gastrointestinal. Esta vasta red de conexiones supervisa todo el tracto digestivo, desde el esófago hasta el ano. El sistema nervioso entérico es tan extensa que puede funcionar como una entidad independiente y sin el aporte de nuestro sistema nervioso central, a pesar de que están en comunicación regular. Si bien nuestro “segundo” cerebro no puede componer una sinfonía o pintar una obra maestra de la forma en que el cerebro de nuestro cráneo puede, no realizar un papel importante en la gestión del funcionamiento de nuestra cámara de aire. La red de neuronas en el intestino es tan abundante y compleja como la red de neuronas en nuestra médula espinal, que puede parecer demasiado complejo sólo para realizar un seguimiento de la digestión.¿Por qué es nuestro intestino el único órgano en nuestro cuerpo que necesita su propio “cerebro”? ¿Es sólo para gestionar el proceso de la digestión? ¿O podría ser que un puesto de trabajo de nuestro segundo cerebro es para escuchar en los billones de microbios que viven en el intestino?

ucavrefuel

Operaciones del sistema nervioso entérico son supervisadas por el cerebro y el sistema nervioso central. El sistema nervioso central está en comunicación con el intestino a través de las ramas simpática y parasimpática del sistema nervioso autónomo, el brazo involuntaria del sistema nervioso que controla el ritmo cardíaco, la respiración, y la digestión. El sistema nervioso autónomo se encarga de la tarea de regular la velocidad a la que la comida tránsitos a través del intestino, la secreción de ácido en el estómago, y la producción de moco en el revestimiento intestinal. El eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal, o eje HPA, es otro mecanismo por el cual el cerebro puede comunicarse con el intestino para ayudar a la digestión de control a través de la acción de las hormonas.Este circuito de neuronas, hormonas y neurotransmisores químicos no sólo envía mensajes al cerebro sobre el estado de nuestro intestino, permite que el cerebro afecta directamente al medio ambiente intestinal. La velocidad a la que se está moviendo la comida y la cantidad de moco se recubren el intestino tanto de que puede ser controlado por el sistema nervioso central, tienen un impacto directo en las condiciones ambientales de las experiencias microbiota.F661F7A8-F792-47DB-88A65DFDA4597E2E_article C6AE3013-9C2E-4C0E-B24085BECA391221_article

Al igual que cualquier ecosistema habitado por especies competidoras, el entorno en el intestino dicta que los habitantes prosperar. Así como criaturas adaptadas a una selva tropical húmeda lucharían en el desierto, los microbios que dependen de la capa de moco lucharán en un intestino, donde el moco es sumamente escasa y delgada. Granel hasta el moco y los microbios de moco adaptados pueden reaparecer en escena. El sistema nervioso, a través de la capacidad de afectar el tiempo de tránsito intestinal y la secreción de moco, puede ayudar a dictar que los microbios habitan en el intestino.En este caso, incluso si las decisiones no son conscientes, es la mente sobre los microbios.

0914_chapt3_960

¿Qué pasa con el lado microbiana? Cuando la microbiota ajusta a un cambio en la dieta o a una disminución inducida por estrés en tiempo de tránsito intestinal, es el cerebro consciente de esta modificación? ¿El eje cerebro-intestino corren en una sola dirección, con todas las señales que van del cerebro a la tripa, o están algunas señales van para otro lado? ¿Es esa voz en tu cabeza que está pidiendo un aperitivo que viene de su mente o se emana de las masas insaciables en sus intestinos? La evidencia reciente indica que no sólo es nuestro cerebro “consciente” de nuestros microbios intestinales, pero estas bacterias puede influir en nuestra percepción del mundo y alterar nuestro comportamiento. Cada vez es más claro que la influencia de nuestra microbiota va mucho más allá del intestino para afectar a un aspecto de nuestra biología pocas habría predicho-nuestra mente.

Por ejemplo, la microbiota intestinal influye en el nivel del cuerpo del neurotransmisor serotonina potente, que regula los sentimientos de felicidad. Algunos de los medicamentos más prescritos en los EE.UU. para el tratamiento de la ansiedad y la depresión, como Prozac, Zoloft, y Paxil, el trabajo por la modulación de los niveles de serotonina. Y la serotonina es probable que sólo una de un numerosos mensajeros bioquímicos que dictan nuestro estado de ánimo y el comportamiento que los impactos microbiota.

08274082b700e08d16a2b37185c39c8a

Fuente:

http://www.scientificamerican.com

Anuncios

MARGARITA DURAS: EL AMOR,EL SEXO,LA LOCURA Y LA MUERTE

Literatura

548b52d60acc949636f674241774331414f6744 a6f6d60597ae73ba3094d84857597434

Marguerite Duras: el amor, el sexo, la locura y la muerte

Antón Castro|21/08/2014 a las 06:00

16 abril, 2015

9-EL-AMANTE_ampliacion

La autora de ‘El amante’ o ‘El arrebato de Lol V. Stein’ habría cumplido un siglo en 2014. Escribió del amor, del dolor, de la enfermedad, de la muerte, de la locura, y de los instantes felices de la vida. Amó a varios hombres. Fue ensayista, dramaturga, guionista y una gran novelista

maxresdefaultmarguertie-en-hyeres-001

Marguerite Duras (1914-1996) se bebió la escritura a tragos. Escribir era vivir y morir y resucitar a la vez. Escribir era enfrentarse a sus demonios y extirparlos para dejarlos al sol y al viento, en el corazón del papel. Escribir para ella era recordar, ahondar en los abismos de la memoria, enfrentarse al dolor y a la pérdida. Escribir era una misión, un mandato, una tentativa infinita. «Escribir: es lo único que llenaba mi vida y la hechizaba. Lo he hecho. La escritura nunca me ha abandonado», dijo. Y en ese cometido, que desarrolló con energía, logró lo mejor de sí misma: edificó, sombra a sombra, desgarro a desgarro, con placer y felicidad también, un universo literario que quizá sea el más importante y el más moderno de las letras francesas del siglo XX.

marguerite-et-jean-moreau-001marguerite-duras

Marguerite Duras, que nació hace un siglo en Gia Dinh, cerca de Saigón, en la actual Vietnam del Sur, es una de las cinco grandes escritoras de Francia con Marguerite Yourcenar, Simone de Beauvoir, Nathalie Sarraute y Françoise Sagan. Todas muy distintas y complementarias. Y quizá, en el fondo, ninguna tan desesperada como ella. Tan radical. Tan próxima al amor, la muerte, la locura, la enfermedad y el sexo. Ella siempre consideró capital el sexo:reivindicó una y otra vez el derecho al goce, al orgasmo, al cuerpo. Menuda, levantisca, indomable, a veces fue una mujer volcán, moderna, atrabiliaria, inteligente, capaz de escribir como a navajazos, con una frase cortante y seca. Con espasmos. O fogonazos de luz contra la noche. Practicó un estilo sincopado de frase corta, rasgada e intensa, con capacidad para alertar o demoler.

Su propia vida es la materia central de sus libros y de algunas de sus películas. En su niñez fue como una vagabunda subyugada por la soledad, el lodo y la lluvia, como contó en ‘Un dique contra el Pacífico’ (1950). Su padre, profesor de matemáticas, tuvo que marcharse a Francia y moriría pronto: quería habilitar una casa para toda la familia en la villa de Duras. De ahí el nombre de su hija escritora, que tenía otros cuatro hermanos. Dos de ellos eran antagónicos: Pierre parecía el demonio y Paul fue como un ángel fugaz; tenían una relación cómplice, casi incestuosa. Marguerite diría, enigmáticamente, que con Paul había vivido el amor total.

Más tarde, no se sabe bien si estimulada por su madre, que braceaba contra la adversidad, o por los azares de la vida, conoció a su amante chino, con quien descubrió la sexualidad, la fantasía; se asomó de golpe al deseo con la ansiedad de una madurez precipitada. Para entonces ya le había dicho a su madre que quería ser escritora. Se lo dijo a los 15 años. Ese relato del amante maduro, intenso y turbador, estaría como oculto en su cabeza. O estaría ahí, apresado, larvándose con las hojas y las imágenes del recuerdo, esperando ser contado: cuando escribió la novela ‘El amante’ (1984), se vivió todo un estremecimiento literario. Marguerite Duras exponía su verdad, su fuerza, la riqueza de su trastienda personal de fábulas turbulentas. ‘El amante’ fue como una consagración: la novela la llevó al cine Jean Jacques Annaud.

Celos y desamor

Para ese momento, ya habían pasado muchas cosas en la existencia de Duras: había estado casada dos veces, con Roger Antelme, que sufrió los excesos del nazismo y ella esperó día y noche, asomada a la ventana, bebida y desvelada, su regreso. Y con Dionys Mascalo, con quien tuvo un hijo. Con ambos vivió poco tiempo, aunque aprendió mucho. También vivió una dolorosa relación con Gérard Jarlot; dada su condición de seductor, le descubrió otro acento del dolor para su corazón y su cabeza: el diablo de los celos. Ese asunto aparecerá en una de mejores novelas: ‘El arrebato de Lol V. Stein’, que habla de una mujer enamorada locamente a la que desatiende el objeto de su amor. Y se queda en un puro naufragio. Otro libro especialmente sugerente es ‘Emily L’ y con él habría que citar otros títulos como ‘Escribir’, ‘El dolor’, ‘Destruir, dice’, ‘India Song’, ‘La impudicia’, ‘El caballero sentado en el pasillo’, ‘El mal de la muerte’ o ‘El amante de la China del norte’, una ampliación de su famosa novela que redactó al enterarse de la muerte de su pasado amor.

Marguerite dirigió y escribió guiones de cine. Redactó los suyos y adaptó textos de Jorge Semprún. Su libreto más conocido es también el más onírico: el de ‘Hiroshima mon amour’ (1959), que llevó al cine Alain Resnais. Pasó por épocas terrible de alcoholismo y de autodestrucción. Intentó suicidarse en alguna ocasión. Finalmente, se cruzó en su camino el joven Yann Andrea Steiner (1952-2014), que ha muerto hace unos días. Él, homosexual, se quedó fascinado por su personalidad, por su prosa, por su indolencia, quizá por su leyenda. Le escribió durante dos (otros dicen que cinco) años, diariamente, pero apenas recibió respuesta; cuando él se dio por vencido, ella le pidió que la fuese a ver. Así lo hizo y vivieron juntos hasta la muerte de Marguerite Duras, que le rindió un homenaje de amor y ternura en ‘Ojos verdes, pelo negro’, donde narra el relato de un hombre y una mujer que se citan cada noche en un cuarto frente al mar: no hay deseo. Él la quiere a su lado para que le ayude a conjurar el miedo y para que lo salve de la muerte. Ella le dijo poco antes de morir, en 1996: «Usted no es nada sin mí».

Marguerite Duras fue extraña, inabordable, frágil y fuerte a la vez. Laure Adler, tal vez su mejor biógrafa, resumió así su existencia y su poética: «M. D. jamás dejó de ser una mujer sublevada, indignada, una apasionada de la libertad. Libertad política, pero también libertad sexual». Quizá por ello, M. D. siempre pareció auténtica, feroz y sensible, de una vitalidad desbordada que le podía conducir al desafuero y a la autoaniquilación.
duras2
Fuente:
sachakalis_fineart12

_______________________

ELENA KALIS PHOTO

DARK WATER

samsung561samsung384sachakalis_fineart44 sachakalis_fineart33 sachakalis_fineart32 sachakalis_fineart30 sachakalis_fineart20 sachakalis_fineart19 sachakalis_fineart14 sachakalis_fineart15 sachakalis_fineart04 sachakalis_fineart07

http://www.elenakalisphoto.com

SOLO EL 6% DE LAS PERSONAS TRABAJAN EN LO QUE SOÑARON DE NIÑOS

f0db74bcd580a63a995020bc9dbc74d5 e841cdaf756d76c590cf11e997088123

Los niños que aspiran a profesiones consideradas típicas de su sexo tienen el doble de posibilidades de terminar desempeñando alguna de ellas  en la edad adulta. Sin embargo, solo un 6% acaba en las ocupaciones a las que aspiraban siendo niños, según un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).

Licencia : Creative Commons

Publicado el 10/11/2014

110218 MADRID recursos inmigrantes trabajando PUBLICO FERNANDO SANCHEZ 29350218792ed51f1faab1c98192d8c6

Un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) analiza los procesos que influyen en las formación de las aspiraciones ocupacionales de los niños y niñas preadolescentes, con especial atención sobre los factores que inciden en la elección de ocupaciones típicas de cada género. Según la investigación, en la elección intervienen, entre otros factores, los estudios de los padres o la propia autoestima.

  • CATEGORÍA

  • LICENCIA

    • Licencia de YouTube estándar

32d25f68119e65bd40c1248bb66533b5

Nativos digitales vs Inmigrantes digitales Artículo publicado originalmente en la revista Maestra de Primaria Nº 116 de México El vertiginoso desarrollo de la tecnología, su incorporación en el proceso de enseñanza – aprendizaje y la adquisición de las competencias digitales, tanto por parte de los alumnos como de los docentes, representan un gran desafío en el ámbito escolar.

ffe7b0a38dac5a1317cee7fc88d4ae25

La pesadilla de los jóvenes que soñaron con Alemania / Carmela Negrete@eldiarioes | No todos los jóvenes españoles con estudios que emigran a Alemania encuentran el trabajo que esperaban. Muchos despiertan en medio de una pesadilla precaria | #readytowork#nonosvamosnosechan

Fuente:

http://www.agenciasinc.es