GUERRA Y PAZ,NOVELA (10ª PARTE / CAPÍTULO 10) DE LEÓN TOLSTOI

GUERRA Y PAZ,NOVELA (10ª PARTE / CAPÍTULO 10) DE LEÓN TOLSTOI

2

Décima Parte / X

León Tolstoi

8d2f30a2614a0303284ee2ef020ee938

13a8c6f623c43e3a154c5d80ae01d3b4

43a0be95e9b84095a39eaf9b268ace06

34faa37becf7f00f2d8129713c0b2650

85ff3daa2ac39722bdd651963be195a8

1877b970fbc531db8c4b6d9c9797a318

Después de unos días de mal tiempo, el 25 mejoró, por lo que, después del almuerzo, Pedro partió de Moscú.

FUENTE:  https://zonaliteratura.com

Por la noche, al cambiar de caballos en Perkhuchkovo, Pedro supo que aquella tarde se había librado una gran batalla. Decían que en Perkhuchkovo la tierra había temblado de los cañonazos. Pedro preguntó quién era el vencedor, pero nadie supo responderle; era la batalla de Schevardin, del 24. A primeras horas de la mañana, Pedro llegaba cerca de Mojaisk.

Todas las casas de Mojaisk estaban ocupadas por las tropas, y en el mesón donde Pedro encontró a su lacayo y a su cochero no había sitio: los oficiales lo ocupaban todo.

A partir de Mojaisk se encontraban tropas por todas partes: cosacos, soldados de infantería, de caballería, furgones, cajas, cañones… Pedro se apresuró y cuanto más se alejaba de Moscú, más se sumergía en este mar de tropas, más se sentía invadido por una extraña inquietud y por un sentimiento de alegría desconocido para él.

El 24, la batalla se había entablado en el reducto Schevardin; el 25, las tropas no dispararon un tiro; el 26 se había librado la batalla de Borodino.

9879976cde5dbdb86f4359cdc1881be31552ad5395cb167b08d47f13c4c77919bb97ecf576b95839de5ebe013cdcb998bdce8dfcb654780da6cff3b8fcfa5756c0d8c9369f24601ff5275eea6e80df4f (1)d8a56296509cde930ed653570a6aba5dda4516ff680dd7318b7959370317ff61

En la mañana del 25, Pedro partió de Mojaisk para Tatarinovo. A mano derecha del collado que va hacia la ciudad delante de la catedral, situada en la cima, Pedro, cuando la campana anunciaba el oficio, bajó del coche y echó a andar. Detrás de él descendía un regimiento de caballería con cantores delante; los postillones y los campesinos corrían de un lado a otro azotando a los caballos, gritando cerca de ellos. Las carretas, en cada una de las cuales iban echados y sentados tres o cuatro soldados heridos, saltaban por las piedras que tapizaban el suelo de la rápida cuesta. Los heridos, vendados, pálidos, con los labios cerrados, las cejas hirsutas, se cogían a los barandales mientras chocaban los unos contra los otros dentro de las carretas. Casi todos, con una curiosidad infantil e inocente, miraban el frac verde y la gorra blanca de Pedro. El cochero de Pedro gritaba con violencia para que los convoyes de heridos se apartaran. El regimiento de caballería que descendía de la montaña cantando cerró el paso al coche de Pedro. Éste se detuvo en el margen del camino. El sol no había penetrado hasta aquel camino profundo, en el que hacía frío y humedad. Por encima de la cabeza de Pedro brillaba una clara mañana de agosto y se sentía un alegre campanilleo. Una carreta de heridos se detuvo cerca de Pedro. El postillón, un campesino con lapti,corrió resoplando hacia el carro, puso una piedra bajo las ruedas de atrás y empezó a arreglar la guarnición del caballo.

Borodino lihachev
Borodino lihachev (Photo credit: Wikipedia)

Borodino lihachev (Photo credit: Wikipedia)

Un viejo soldado herido, con el brazo vendado, que andaba al lado de la carreta, cogióle la mano, volviéndose hacia Pedro.

‑ ¿Nos arrastraréis hasta Moscú? ‑ preguntó.

Pedro, de tan pensativo como estaba, no entendió la pregunta; tan pronto miraba al regimiento de caballería, que en aquel momento se cruzaba con el convoy de heridos, como a la carreta que tenía cerca, en la que iban dos heridos sentados y uno echado, y le pareció que allí, en presencia de aquellos heridos, se encontraba la solución que buscaba. Uno de los soldados sentado en la carreta estaba herido, probablemente en la mejilla; tenía la cabeza vendada con jirones de tela; una de sus mejillas estaba tan hinchada que parecía una cabeza de niño; la boca y la nariz se le habían torcido. El soldado miró a la iglesia y se persignó. El otro, un muchacho joven ‑ un recluta ‑, rubio y blanco, miró a Pedro con una bondadosa sonrisa, acartonada, que se destacaba en una cara fina completamente exangüe. Los cantores del regimiento de caballería pasaban a la altura de la carreta. Cantaban una canción de soldados. Como respondiéndoles, pero con otro género de alegría, los rayos tibios del sol acariciaban la cima opuesta de la montaña. Abajo, al pie, cerca de la carreta de los heridos y del caballito voluntarioso, parado junto al coche, había mucha humedad y tristeza.

El soldado de la mejilla hinchada miraba colérico a los cantores.

‑ ¡Oh! ¡Qué presumidos! ‑ dijo con desdén.

‑ Hoy no han tenido bastante con los soldados y también han cogido a los campesinos. ¡Hasta a los campesinos…! También los cazan…, hoy todos somos iguales. Quieren lanzar a todo el pueblo. ¡Quieren acabar de una vez! ‑ dijo con una sonrisa triste, dirigiéndose a Pedro, el soldado que iba dentro de la carreta.

A pesar de la oscuridad de las palabras del soldado, Pedro comprendió todo lo que quería decir e inclinó la cabeza en señal de aprobación.

La carretera quedó libre. Pedro descendió y se fue un poco más lejos. Miró a los dos soldados del camino, buscando una cara conocida, pero no encontraba más que rostros desconocidos de militares de diversos regimientos, que miraban con extrañeza su gorra blanca y su frac verde. Después de haber recorrido cuatro verstas encontró a un conocido al que interpeló con alegría. Era uno de los médicos en jefe del ejército e iba en un cabriolé; seguía un camino distinto al de Pedro; a su lado iba un médico joven. Al reconocer a Pedro, mandó parar al cosaco que iba en el asiento del cochero.

‑ ¡Conde! ¡Excelencia! ¿Cómo se encuentra usted aquí? ‑ preguntó el doctor.

‑ Nada, he querido ver…

‑ Sí, sí, ya le aseguro yo que hay muchas cosas por ver.

Pedro descendió y se puso a hablar con el doctor, explicándole su propósito de participar en la batalla.

‑ ¿Por qué quiere encontrarse Dios sabe dónde, en un lugar desconocido, durante la batalla? ‑ dijo cambiando una mirada con su joven compañero ‑. Además, el Serenísimo le conoce y le recibirá con mucho gusto. Créame, hágalo así, querido.

El doctor parecía cansado y nervioso.

‑ Así, pues, piensa… ¡Ah! También quisiera preguntarle dónde se encuentra exactamente la posición ‑ dijo Pedro.

‑ ¿La posición? Esto no es de mi especialidad. Pase por el pueblo de Tatarinovo, allá preparan algo, y suba al collado, desde allí se ve todo ‑ dijo el doctor.

‑ ¿De veras? Si usted…

Pero el doctor le interrumpió y se acercó al cabriolé.

‑De buena gana le acompañaría, pero le juro que estoy hasta aquí ‑ el doctor señalaba su cuello ‑. Voy corriendo al comandante del cuerpo. Lo hemos arreglado como hemos podido. ¿Sabe usted, Conde? La batalla está decidida para mañana, y por cien mil hombres hay que calcular por lo menos unos veinte mil heridos, y no tenemos literas, ni camas de campaña, ni médicos ni para seis mil. Tenemos diez carretas, pero no es esto sólo lo que se necesita, y ahí queda eso, arréglate como puedas…

Este pensamiento extrañó a Pedro: entre aquellos millares de hombres vivos y sanos, jóvenes y viejos, a los que causaba una alegre admiración su gorra, había seguramente unos veinte mil destinados a ser heridos o a morir ‑ quién sabe si aquellos mismos que veía ‑; este pensamiento le aplastó: «Quizá mueran mañana. ¿Por qué piensan en otras cosas que en la muerte?» Y de pronto, por una asociación misteriosa de ideas, se representó vivamente la salida de Mojaisk, la carreta con los heridos, la campana, los rayos inclinados del sol, las canciones de los de caballería. «Los jinetes van a la batalla, encuentran heridos y no piensan ni por un instante lo que les espera, y echan adelante mientras guiñan el ojo a los heridos. Y de todos estos hombres, veinte mil están destinados a la muerte, y a pesar de ello se preocupan de mi gorra. ¡Qué extraordinario!, pensaba Pedro dirigiéndose al pueblo de Tatarinovo.

Cerca de la casa señorial, a izquierda del camino, se encontraban coches, carros y una multitud de asistentes y centinelas. El cuartel del Serenísimo se hallaba allí. Pero cuando Pedro llegó casi no había nadie del Estado Mayor. Todos estaban en el oficio de acción de gracias. Pedro marchó más lejos, en dirección a Gorki. Después de subir una cuesta, al entrar en una calleja del pueblo, Pedro se dio cuenta por primera vez de los campesinos milicianos, con sus gorras y camisas blancas, que, hablando y gritando animados y sudorosos, trabajaban a la derecha del camino, en un inmenso reducto cubierto de hierba. Los unos cavaban con azadones, los otros se llevaban la tierra sobrante sobre unas tablas y los otros no hacían nada.

Dos oficiales daban órdenes. Al ver a aquellos campesinos que el nuevo estado militar animaba, Pedro se acordó otra vez de los heridos de Mojaisk y comprendió lo que quería decir el soldado cuando le dijo «que querían lanzar a todo el pueblo». La vista de aquellos campesinos barbudos, que trabajaban en el campo de batalla, pesados, con botas que no eran de su pie, con los cuerpos bañados de sudor, con las camisas abiertas, por las cuales se veían los huesos de las clavículas, impresionó más vivamente a Pedro que todo lo que había visto y sentido hasta entonces respecto a la solemnidad e importancia del instante presente.

c83995176fe969daeb7119f45b380f48

RELATED ARTICLES

MYRTO AZINA CHRONIDES (CHIPRE,1961)

8018949960_bc40b187b4_z

Escritora chipriota nacida en Nicosia. A una edad muy temprana comenzó ya a escribir ensayos y poemas siendo tal la acogida que publicó su primer libro, El calendario (Hemerologion, 1976) a la edad de quince años. Estudió Medicina en Bonn y desde el año 2007 trabaja en el Departamento de Servicios Médicos de su propio país. Su estilo moderno y poco convencional ha conmovido a lectores de todo el mundo. Varios de sus cuentos han sido publicados en revistas literarias y en dos antologías nacionales. A nivel internacional El experimento (To peirama, 2009), galardonada con el premio europeo de Literatura, a modo de estudio sobre la relación entre el amor erótico (Eros) y el alma, es hasta el momento su trabajo más reseñado.

Image

Chipre

ganando autor: Myrto Azina Chronides

Sobre el autor:

Myrto Azina Chronides (b.1961) nació en Nicosia, Chipre. Desde sus primeros años, ha escrito numerosos ensayos y poemas. Ha ganado varios premios literarios en el Gimnasio Panchipriota para la poesía y la prosa, y publicó su primer libro, Hemerologion, a la edad de quince años.Después de su graduación, se especializó en Medicina General en el Hospital Académico de la Universidad de Bonn enEuskirchen. Desde 2007, ha estado trabajando en Chipre en el Departamento de Servicios Médicos y de Salud Pública. Ella ha recibido una reacción crítica positiva por su estilo moderno y poco convencional de escritura, mientras que sus cuentos han aparecido en numerosas revistas literarias y en dos antologías nacionales.

Myrto Azina Chronides Cyprus

Libro otorgado:

Para Peirama (El Experimento)
Sinopsis:

 

En resumen, el libro de Myrto Azina podría ser descrito como un estudio sobre el amor erótico y el alma. Relación sexual de una pareja constituye el tema central que corre a través de la mayor parte de las historias. Desde el principio, Él y Ella, los protagonistas del libro, tomar el compromiso de someterse a un “experimento”: para entender la naturaleza del amor erótico y su relación con la abstinencia de contacto carnal con el fin de dedicarse a la escritura. Ella es una mujer erguida que reclama su libertad. Él es, “un hombre sabio, un creyente en el socrático diciendo, ‘Todo lo que sé es que no sé nada’”.Para la Peirama peculiar, sutilmente conectados casas narrativos una colección de cuentos que se inclinan hacia la estructura de una pieza de prosa sintética, ni novela corta, ni novela. En consecuencia, el libro es una obra original, que no encaja fácilmente dentro de cualquier género tradicional de la prosa creativa.

FUENTE: http://www.euprizeliterature.eu

9781859642917

El experimento (fragmento)

“ Desde hacía tres noches no cruzaba el umbral de la habitación. Vio desde lejos como ella había extendido sus papeles, apilado sus libros y lápices sobre la cama, con la ventana abierta en pleno invierno, por lo que podía ver, como ella solía decir, la luna.
Si no hubiera pasado por situaciones similares en el pasado, habría llegado a pensar que había entrado en la menopausia y que los sofocos habían comenzado. Pero reconoció el fuego que ardía en sus ojos, la mirada irracional, como ella la llamaba y sabía que su mano se movía nerviosamente de un lado a otro sobre el papel como la aguja de una máquina de coser dobladillos.
Por otra parte, ella no lo había invitado, no se había insinuado en absoluto. Un fuego ardía en su interior, pero él no era la causa.
Bilis, sangre, aire. Se acordó de los grabados de Paracelso y los escritos de Hipócrates. En verdad estaba envenenada por las palabras.
Y había algo más-algo que ella no quería confesarle. Bajo su cama, desde hacía algunos días, había sido depositada una trampilla.
Debió haber sido tres días después de Navidad, cuando yaciendo juntos, unos extraños gritos rasgaron el aire. Ella se levantó y miró por la ventana, exclamando:
-Mira. Algunos pájaros blancos vuelan hacia la luna.
Él levantó la mitad del torso, se estiró y vio también a los pájaros, subrayando:
-Gansos de nieve. ¡Qué extraño! ¿Cómo habrán llegado aquí? Podemos estar seguros de que el invierno será realmente crudo.
-Me encantaría ser un pájaro-dijo ella. Volar sobre las casas, tratando de llegar a la cima de las cumbres más distantes. Jugar con el aparejo de los barcos y posarme sobre las altas torres de los castillos. Y cuando te echara de menos, volver de nuevo a ser una mujer y acurrucarme en tus brazos. 

LithuaniaCerniauskaite_Laura_Sintija_2008

FUENTE: http://www.epdlp.com

 

 

 

8872d35d56fc289fd347772401edd26d

 

chronides

 

de68773708f5a338e9906a4fc753c2c2

 

d66020aff386d2a6c0db10dc51492200

RELATED ARTICLES

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER,(ESPAÑA,1836-1870).POESÍA Y PINTURA

Gustavo Adolfo Domínguez Bastida– (España ,1836-1870)

VIDEO RIMAS  GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

8cc898eb7ebb6a1ddbf03ef701d156cf

6efa6e19f2f5ba03eaa88658a2793995

Poeta español. Es una de las figuras más importantes del romanticismo y sus Rimas supusieron el punto de partida de la poesía moderna española. Nació en Sevilla, hijo de un pintor y hermano de otro, Valeriano. También él mismo practicó la pintura, pero, después de quedarse huérfano y trasladarse a Madrid, en 1854, la abandonó para dedicarse exclusivamente a la literatura. No logró tener éxito y vivió en la pobreza, colaborando en periódicos de poca categoría. Posteriormente escribió en otros más importantes, donde publicó crónicas sociales, algunas de sus Leyendas y los ensayos costumbristas Cartas desde mi celda. Obtuvo un cargo muy bien pagado, en 1864, de censor oficial de novelas. Hacia 1867 escribió sus famosas Rimas y las preparaba para su publicación, pero con la Revolución de 1868 se perdió el manuscrito y el poeta tuvo que preparar otro, en parte de memoria. Su matrimonio, con la hija de un médico, le dio tres hijos, pero se deshizo en 1868. Bécquer, que desde 1858 estaba aquejado de una grave enfermedad, probablemente tuberculosa o venérea, se trasladó a Toledo, a casa de su hermano Valeriano. Este murió en septiembre de 1870 y el poeta el 22 de diciembre, a los treinta y cuatro años.

8e500a9f0d3968a38d0b6afb2c464cf8

Las Rimas, una colección de setenta y seis poesías, publicadas al año siguiente con el título inicial de El libro de los gorriones, poseen una cualidad esencialmente musical y una aparente sencillez que contrasta con la sonoridad un tanto hueca del estilo de sus predecesores. Formalmente son poemas breves en versos asonantes, donde el mundo aparece como un conjunto confuso de formas invisibles y átomos silenciosos cargados de posibilidades armónicas que se materializan en visión o sonido gracias a la acción del poeta que une las formas con las ideas. Se refieren a la emoción de lo vivido, al recuerdo, a experiencias convertidas en sentimientos. También aparece el amor, el desengaño, el deseo de evasión, la desesperanza y la muerte. Su pureza y humildad, junto con su engañosa sencillez, suponen la -culminación de la poesía del sentimiento y de la fantasía-, en palabras de Jorge Guillén, y como dijo Luis Cernuda: -Desempeñan en nuestra poesía moderna, un papel equivalente al de Garcilaso en nuestra poesía clásica: el de crear una nueva tradición que llega a sus descendientes.-

328e81d7f3431875cca2c807b0c96f1e

873adfcf9ccfe91adc6b9b7f0c391698

Un acento poético semejante y una calidad artística nada inferior, tienen las Leyendas, título con el que se agrupan todas las narraciones en prosa de Bécquer. Se publicaron originalmente en periódicos, entre 1861 y 1863, por lo que se supone que su composición fue anterior a la mayor parte de las Rimas. Son veintidós y están escritas con un estilo vaporoso, delicado y rítmico, donde abundan las descripciones, las imágenes y las sensaciones. Revelan un aspecto importante del romanticismo literario de su autor al mostrar un interés artístico y arqueológico por la edad media, con sus templos y claustros románicos o góticos, campos sombríos y calles tenebrosas, palacios y castillos. Predomina en ellas un espíritu donde se impone lo misterioso, lo sobrenatural y mágico con historias de raíz popular en muchas ocasiones, en las que la búsqueda de lo inalcanzable suele ser su argumento central. Bécquer también escribió teatro, adaptó obras dramáticas ligeras francesas e italianas. Colaboró en una gran obra editorial, Historias de los templos de España, de la que sólo apareció un volumen, en 1864. Y en sus Cartas literarias a una mujer, de 1860-61, expone sus puntos de vista con respecto a su poesía, que para él es -estética del sentimiento.- Las Rimas y las Leyendas de Bécquer continúan editándose con regularidad y, aún hoy en día, constituyen uno de los puntos de referencia capitales de la literatura moderna española.

4915b749004b72ca65a9de479a40be7d

becquer2

FUENTE: http://www.epdlp.com/escritor.php?id=1452

TEXTOS

La cueva de la mora (fragmento)

” Frente al establecimiento de baños de Fitero, y sobre unas rocas cortadas a pico, a cuyos pies corre el río Alhama, se ven todavía los restos abandonados de un castillo árabe, célebre en los fastos gloriosos de la reconquista por haber sido teatro de grandes y memorables hazañas, así por parte de los que lo defendieron como de los que valerosamente clavaron sobre sus almenas el estandarte de la cruz. De los muros no quedan más que algunos ruinosos vestigios; las piedras de la atalaya han caído unas sobre otras al foso y lo han cegado por completo; en el patio de armas crecen zarzales y matas de jaramago; por todas partes adonde se vuelven los ojos no se ven más que arcos rotos, sillares oscuros y carcomidos; aquí un lienzo de barbacana, entre cuyas hendiduras nace la yedra; allí un torreón que aún se tiene en pie como por milagro; más allá los postes de argamasa con las anillas de hierro que sostenían el puente colgante. 

62679437824ad6d588a68a5b003630cf

0dcfa55eea93d103d538b1bd7bc5f436

Leyendas (fragmento)

” -Tenéis la color quebrada; andáis mustio y sombrío. ¿Qué os sucede? Desde aquel día, que yo siempre tendré por funesto, en que llegasteis a la fuente de los Alamos en pos de la res herida, diríase que una mala bruja os ha encanijado con sus hechizos. Todas las mañanas tomáis la ballesta para enderezaros en solitario a la espesura y permanecer en ella hasta que el sol se esconde. Y cuando la noche oscurece y volvéis pálido y fatigado al castillo, en balde busco en la bandolera los despojos de la caza. ¿Qué os ocupa tan largas horas, lejos de los que más os quieren?
Mientras Iñigo hablaba, Fernando, absorto en sus ideas, sacaba maquinalmente astillas de su escaño de ébano con el cuchillo del monte.
Después de un largo silencio, el joven exclamó, como si no hubiera escuchado una palabra de su servidor: -Iñigo, tú, que eres viejo; tú, que conoces todas las guaridas del Moncayo, dime ¿has encontrado por acaso una mujer que vive entre sus rocas?
-¡Una mujer! -exclamó el montero con asombro.
-Sí -dijo el joven-; es una cosa extraña lo que me sucede, muy extraña… Creí poder aguantar ese secreto eternamente, pero no es ya posible. Voy, pues, a revelártelo… Tú me ayudarás a devanecer el misterio que envuelve a esa criatura que, al parecer, sólo para mí existe, pues nadie puede darme razón de ella… Desde el día en que llegué a la fuente de los Álamos y, atravesando sus aguas, recobré el ciervo que vuestra superstición hubiera dejado huir, se me llenó mi alma del deseo de la soledad. Tú no conoces el sitio. Mira: la fuente brota escondida en el seno de una peña y cae resbalando gota a gota por entre las verdes y flotantes hojas de las plantas que crecen entre los céspedes, y, susurrando, se alejan por entre las arenas, y forman un cauce, y luchan con los obstáculos que se oponen a su camino, y saltan, y huyen, y corren, unas veces con risas, otras con suspiros, hasta caer en un lago. En el lago caen con un rumor indescriptible. Lamentos, palabras, nombres, cantares, yo no sé lo que he oído en aquel rumor cuando me he sentado solo y febril sobre el peñasco, a cuyos pies saltan las aguas de la fuente misteriosa para estancarse en una balsa profunda, cuya inmóvil superficie apenas riza el viento de la tarde. Todo allí es grande. 

a14cae83169afc58313c331061c47a7d

becquer1

Olas gigantes, que os rompéis bramando, de Rimas

” Olas gigantes, que os rompéis bramando,
en las playas desiertas y remotas:
envuelto entre las sábanas de espumas,
¡llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán, que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas:
arrastrado en el ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!

Nubes de tempestad, que rompe el rayo,
y en fuego ornáis las desprendidas orlas :
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria…
¡Por piedad!… ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas! ”

ae8caddaa9559a525d9bc33d0cee92aa

b4000bff6267588e9feb3b0cad27b3d1

POEMAS,AMORES,POLÍTICA Y FRAGMENTOS LITERARIOS

LUIS DE GÓNGORA

0aebe9bfac99cb731b6dfd7067228568

MANUEL MACHADO

Adelfos (a Miguel de Unamuno), de Alma

” Yo, soy como las gentes que a mi tierra vinieron
-soy de la raza mora, vieja amiga del Sol-,
que todo lo ganaron y todo, lo perdieron.
Tengo el alma de nardo del árabe español.
Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer…
Mi ideal es tenderme, sin ilusión ninguna…
De cuando en cuando, un beso y un nombre de mujer,
En mi alma, hermana de la tarde, no hay contornos…,
y la rosa simbólica de mi única pasión
es una flor que nace en tierras ignoradas
y que no tiene aroma, ni forma, ni color.
Besos, ¡pero no darlos! Gloria…, ¡la que me deben!
¡Que todo como un aura se venga para mí!
Que las olas me traigan y las olas me lleven,
y que jamás me obliguen el camino a elegir.
¡Ambición!, no la tengo, ¡Amor!, no lo he sentido.
No ardí nunca en un fuego de fe ni gratitud.
Un vago afán de arte tuve… Ya lo he perdido.
Ni el vicio me seduce, ni adoro la virtud,
De mi alta aristocracia, dudar jamás se pudo,
No se ganan, se heredan, elegancia y blasón…
Pero el lema de casa, el mote del escudo,
es una nube vaga que eclipsa un vano sol,
Nada es pido. Ni os amo, ni os odio, Con dejarme,
lo que hago por vosotros, hacer podéis por mí…
¡Que la vida se tome la pena de matarme,
ya que yo no me tomo la pena de vivir!…
Mi voluntad se ha muerto una noche de luna
en que era muy hermoso no pensar ni querer…
Da cuando en cuando un beso, sin ilusión ninguna,
¡El beso generoso que no he de devolver! 

Español: Monumento a don Miguel de Unamuno de ...
Español: Monumento a don Miguel de Unamuno de Salamanca (Photo credit: Wikipedia)

243a2ce432ab312be9f5d6acd05cbe71

GEORGE ELIOT

Adam Bede (fragmento)

” Su mente ofrecía la curiosa combinación de humillarse en la región del misterio y de ser muy activa, fría y razonable en la del conocimiento.
(…)
Cuando llega la muerte, la gran reconciliadora, jamás nos arrepentimos de nuestra ternura, sino de nuestra severidad. 

7391209fae8e5d5ab94335b7a4764167

GERARDO DIEGO

Ahogo

” Déjame hacer un árbol con tus trenzas.

Mañana me hallarán ahorcado
en el nudo celeste de tus venas.

Se va a casar la novia
del marinerito.

Haré una gran pajarita
con sus cartas cruzadas.
Y luego romperé
la luna de una pedrada.
Neurastenia, dice el doctor.

Gulliver
ha hundido todos sus navíos.

Codicilo: dejo a mi novia
un puñal y una carcajada. ”

74b09d4335c8810b3ad08fa64dc5e2c4

GERARDO DIEGO

f4272354a6d080c633ed1e5a990b762d

PICASSO

Español: Foto del Convento de Santa Úrsula de ...
Español: Foto del Convento de Santa Úrsula de Salamanca. En primer plano la Discoteca Camelot, en segundo la Torre del Convento y frente a ella la estatua en honor a Miguel de Unamuno. (Photo credit: Wikipedia)

PAUL ELUARD

ed2a327f0c5c71be599b991ef53c2073

Al alba te amo

” Al alba te amo tengo toda la noche en las venas
Toda la noche te he contemplado
Tengo que adivinarlo todo me siento seguro en
las tinieblas
Ellas me conceden el poder
De envolverte
De sacudirte deseo de vivir
en el seno de mi inmovilidad
El poder de revelarte
De liberarte de perderte
Lama invisible de día.

Si te vas la puerta se abre hacia el día
Si te vas la puerta se abre hacia mí mismo,
y por primera vez
deseándonos sólo
el uno al otro. ”

Banderas homenaje a Unamuno
Banderas homenaje a Unamuno (Photo credit: Wikipedia)

ALVARO CUNQUEIRO

c5616d875cc5242e985e2250f3ef8e4a

Al otro lado de las montañas

” Alguien dijo que había ciudades para soñar
al otro lado de las montañas.
No dijo si estaban suspendidas en el aire,
sumergidas en las lagunas,
o perdidas en el corazón del bosque.
Los que allá fueron nada encontraron,
ni altas torres ni jardines
ni mujeres hilando en el atrio,
ni un muchacho aprendiendo a tocar la gaita.
Solo yo traje algo para seguir soñando
algo visto y no visto en la niebla de la mañana,
algo que era una flor o un mirlo de oro
o un pie descalzo de mujer,
un sueño de otro que se ponía a dormir en mi,
echado en mis ojos,
pidiéndome que lo soñase mas allá de las montañas,
donde no hay ciudades para soñar.
Y ahora mi oficio es soñar, y no se
si soy yo quien sueño, o es que por mi sueñan
campos, miradas azules, palomas que juegan con un niño,
o una mano pequeña y fría que me acaricia el corazón.

English: First edition title page
English: First edition title page (Photo credit: Wikipedia)

RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO

sanchez_ferlosio

Alfanhuí (fragmento)

” El otro lado de las cosas: el campo ardiente; las lomas sucesivas como lomos de animales cansados, la rueda de buitres amenazante; la sombra paulatina; la parda, esquiva y felina oscuridad que lo sume todo en acecho de alimañas, con sigilo de zarpas, de garras y de dientes escondidos, en una noche olfativa, voraz y sanguinaria que toma el relevo de la tortura implacable del sol, que aplasta la tierra como un pie gigantesco, que ciega la mirada con su luz ultrametálica, y que hiere el suelo en saetas de polvo encendido. 

DORIS LESSING

a2a9bb7e3faddc628d6834fe951ae1e1

Alfred y Emily (fragmento)

” Los soles de los largos principios de verano del siglo pasado sólo presagiaban paz y abundancia, por no hablar de la prosperidad y la felicidad. Nadie recordaba nada de esos días de estío cuando el sol siempre brillaba. Un millar de memorias y novelas afirmó que esto era así, y por eso puedo asegurar que en esa tarde de sábado de 1902, en el pueblo de Longerfield, lucía una tarde espléndida. La ocasión fue la celebración anual de la Allied Essex Suffolk, y el lugar era un vasto campo prestado cada año para la ocasión por el granjero Redway.
Hay diferentes enfoques acerca de la actividad reinante. Al final del campo, los niños jugaban. Una larga mesa de caballetes cargada de todo tipo de viandas estaba bajo unos robles. El escenario principal era un partido de cricket, y alrededor de las figuras vestidas de blanco lustrado se sentaban la mayor parte de los espectadores. Toda la escena estaba a punto de ser absorbida por las sombras de los olmos grandes que dividían el campo desde el lado donde habían sido expulsadas las vacas. Los jugadores se arremolinaban con afán en medio del polvo, conscientes de que todas las miradas estaban depositadas sobre ellos. 

muradosmannfollowmeto

JOSÉ MARÍA MEDINA ESTEBAN.ALGUNOS POEMAS

English: Crucifijo en la Iglesia de Nuestra Se...
English: Crucifijo en la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña, Ágreda (Soria, Castilla y León, España) (Photo credit: Wikipedia)
António de Oliveira Salazar e Óscar Fragoso Ca...
António de Oliveira Salazar e Óscar Fragoso Carmona, Portugal (Photo credit: Biblioteca de Arte-Fundação Calouste Gulbenkian)
RESEÑA MURALLA CAP DE LONG - HOTEL CALIFORNIA ...
RESEÑA MURALLA CAP DE LONG – HOTEL CALIFORNIA 180 M MDsup 6c Y LUNA DE MIEL 200 m ED 7a (Photo credit: misterroresfavoritos)
Postcard of Salta in 1999
Postcard of Salta in 1999 (Photo credit: wallygrom)
Catedral Primada Santa María de Toledo, Toledo...
Catedral Primada Santa María de Toledo, Toledo, España (Photo credit: james_gordon_losangeles)

RESEÑA BIOGRÁFICA

Nació,José María Medina Esteban el 27 de junio de 1961 en Soria,(Castilla y León) optó por el nombre de Chema,desde su infancia,a petición de su padre.Desde el Instituto empezó a escribir poemas,condicionado por el gran poeta Antonio Machado,y sus viajes a Madrid en tren,sintiendo el paisaje de su tierra,con un fondo impresionista,surrealista,también realista,para no alejarse de la realidad,que es siempre su presente.

Combinó la poesía y la fotografía, y la pintura,e hizo alguna exposición exitosamente,y probó con el guión de cine y la creación de películas con actores.Obtuvo algunos premios en poesía y cine.En la pintura,todos los veranos pintó grandes cuadros,que quedaron algunos en la casa de verano y siempre son alabados por los invitados.Actualmente pasa todo el día en casa,por discapacidad,sin embargo siempre aporta su ayuda y granito de arena a los que encuentra en su camino y lo necesitan.

soria_valdepenas 022
soria_valdepenas 022 (Photo credit: Carlos el hormigo)

TRES POEMAS DE JOSÉ MARÍA MEDINA ESTEBAN

Catedral Primada Santa María de Toledo, Toledo...
Catedral Primada Santa María de Toledo, Toledo, España Toledo (Photo credit: james_gordon_losangeles)

EL GRAN PROTAGONISTA

Amablemente,suavemente le habló

con perspectiva de dejar de ser puta

Lo que tenía detrás del mueble era lo que escondía

En el confesionario ocultaba la barras,

una cárcel para un cura solamente

y la casa para hacer la nueva vida suntuosa

Ante cualquier dicotomía se confirmara,

la verdad y su salud comprobadas por siglos…

Lo que parecía anormal,ahora es normal,

bueno a través de un cuerpo fuerte

y una mente privilegiada,

que siente el placer y la enfermedad,se diluye explosiva.

Soterrado por el engranaje que le sustenta,

y le hace  partícipe de la vida buena y plena.

Consensuado y preconizado le hace artícipe protagonista

apoyado siempre por la sociedad circundante y medios,

por su gran aura de creación,propia de un niño significante,

ya mayor retrocede al anverso futurible

que le permite ser el gran protagonista

solamente y humildemente de la película de su vida,

de su instante menospreciado

por el parangón de las demás vivencias…

Esas personas que quedan en la tierra prismática

en defecto el mapa terraqueo y la vida de Dios dado,

con las mentes diluvianas o solaperas energizantes.

Vuelve a la vida y no la eutimía escatimada,

para no devolver el degüeyo,pero vive y ayuda a vivir mejor,

de improntas,congratulaciones

o cualquiera de mis razones fueran comprobadas

en beneficio de todo el mundo,

y para ti que leas esto simplemente,

del poeta que ya tendió hábilmente antes su consagración,

y tiene desde que nació único su imagen y adjetivación propias.

RESEÑA HOTEL CALIFORNIA-HOTEL CALIFORNIA 180 m...
RESEÑA HOTEL CALIFORNIA-HOTEL CALIFORNIA 180 m MDsup 6c (Photo credit: misterroresfavoritos)
English: Claustro románico de la Concatedral d...
English: Claustro románico de la Concatedral de San Pedro de Soria (Castilla y León, España) (Photo credit: Wikipedia)

EL CARIÑO QUE DAIS,SIN PALABRAS

El insecto produjo y espectoró un ruido

casi de fondo como el chirriar

de una grua de televisión con cámara.

Vuelvo a ver que pone que vuelva a ver,nerviosamente

la casa me asustó al ver el cuadro impresionista,

hecho con varias técnicas y materiales de dibujo,más difícil y edificante,

gratificante sería el movimiento y su estudio,hoy en el presente,

es imprescindible el estado que tenemos en movimiento,

en referencia con otro fijo,necesario y vital en esta vida,

que nos dió piernas para mover,

o para casi todo,por el amor que nos tenemos unos a otros,

y la naturaleza,todo este planeta vivo,

pero también digo que la inteligencia copia en fijo y el amor lo mismo…

Cargante el sonido puesto en voz,a veces,imprime lo estresa y lo guarda en el tajo,

en fiestas,los tambores,los móviles,dejarían de funcionar en fijo.

Primordialmente,el movimiento y el sonido,está guardado,

por que es la realidad del presente,

de la existencia mejor y más necesaria de la inteligencia,

para seguir con el futuro imaginado

Que nos proporciona el pasado,

un presente en el que podemos conseguir todo o casi todo,

excepto un neonato primitivo,que tendrá otra apariencia en el cielo esperado e inanimado.

Segovia_Castile Leon Region, Spain
Segovia_Castile Leon Region, Spain (Photo credit: mirci)
English: Cúpula de la Capilla del Cristo, Alma...
English: Cúpula de la Capilla del Cristo, Almazán (Soria, Castilla y León, España) (Photo credit: Wikipedia)

LA LUZ COMIENZA A DEPLORAR

¡A decirse tal o cual cosa!,

sobre el bien y del mal,

pero ni siquiera era irreal,no funcionaría

como complejo de forma

era paranormal y vivía en desdicha todo el tiempo…

Con ojos escrutadores le situaba  ha su mirar,

un dardo en cualquier diana electoral.

Por encima de la media de un intelecto moral

joven de ojos verdes y amarillos era chaval,

Era como Jesucristo a medida y forma grupal,

con el apoyo de los corazones,

más inhiestos o perturbados “pobres de la realidad” falsa,

Dios le había permitido como hijo todo,

voluntad para curarse y ser feliz con el mundo de la pobreza y necesitados…

…yo no me acerco a ellos,pero el fuego lo cambia todo y él,

decidió vivir al lado de sus padres.Oh Dios!.

Vivir,pero vivir como hermanos!,con una Madre y un Padre.

English: Crucifijo en la Iglesia de San Miguel...
English: Crucifijo en la Iglesia de San Miguel, Ágreda (Soria, Castilla y León, España) (Photo credit: Wikipedia)
Español: Retablo Mayor de la Iglesia de Santa ...
Español: Retablo Mayor de la Iglesia de Santa María la Mayor, Soria, Castilla y León, España (Photo credit: Wikipedia)

RAFAEL ALBERTI (ESPAÑA,1902-1999)

alberti_ini

Nacido en Puerto de Santa María (Cádiz). Inicialmente
se dedicó a la pintura. Se trasladó a Madrid con su familia, consiguió el Premio
Nacional de Literatura, en 1925, por el primer libro que publicó, Marinero en
tierra
. Se trata de una obra de un refinado popularismo donde universaliza
el mar, que llega a ser un mito. En 1926 apareció La amante, relato
poético de un viaje en automóvil, al que sigue un nuevo libro de poemas, El
alba del alhelí
, al año siguiente. Las tres obras se inscriben dentro de la
tradición de los poetas anónimos del Romancero y Garcilaso de la Vega, aunque
con una sensibilidad de poeta vanguardista. En 1929 tuvo lugar un cambio
importante en su poesía, cuando publicó Cal y canto, influido por Luis de
Góngora y el ultraísmo. También de ese mismo año es Sobre los ángeles.
Considerada su obra maestra, es una alegoría surrealista en la que los ángeles
representan fuerzas dentro del mundo real. Producto de una intensa crisis
personal relacionada con lo que el propio poeta califica de “amor imposible” y
los “celos más rabiosos”, contiene imágenes que suponen altas cumbres poéticas.
Sus tonos apocalípticos se prolongaron en Sermones y moradas (1930). La
tendencia surrealista, que llevaba a Alberti a introducir asuntos personales en
el ámbito de las cuestiones históricas, supuso en él una inclinación hacia el
anarquismo, como demuestra su elegía Con los zapatos puestos tengo que
morir
, de 1930.

FUENTE: http://www.epdlp.com

alberti4

Posteriormente se afilió al Partido Comunista
español, y publicó hasta 1937 un conjunto de libros que el autor denominó El
poeta en la calle
, aparecidos conjuntamente en 1938. También de la misma
época son sus obras de teatro, entre las que destaca Fermín Galán (1931).
Posteriormente, y dentro de la misma línea de carácter surrealista y político,
sus obras teatrales más conocidas son El adefesio, de 1944, y de 1956
Noche de guerra en el Museo del Prado. Con su compañera, la también
escritora María Teresa León, se vio obligado a exiliarse después de la derrota
de la República en la Guerra Civil española. Vivió en Argentina hasta 1962. A
partir de ese año residió en Roma, y no regresó a España hasta 1977, siendo
elegido diputado por la provincia de Cádiz. Obtuvo el Premio Cervantes en 1983.
El poeta recoge su vida durante los años de destierro en La arboleda
perdida
(1959 y 1987). Entre la poesía no política de Alberti, posterior a
1939, destacan Entre el clavel y la espada, de 1941, y A la
pintura
, de 1948, un brillante intento de describir un arte en términos de
otro. En Retornos de lo vivo lejano, de 1952, y Baladas y canciones
del Paraná
, libro de poemas publicado el año siguiente, incluye canciones
muy cercanas a las de Marinero en tierra que ofrecen un universo nostálgico del
que no está ausente la ironía. Algo que vuelve a ocurrir en el primer libro que
publicó a su regreso a Europa, Roma, peligro de caminantes, de 1968. Al
lado de estos poemarios, están los poemas más estrictamente políticos inspirados
por las circunstancias, como las muy conocidas Coplas de Juan Panadero,
de 1949, y La primavera de los pueblos, de 1961. También cabe destacar
entre la copiosa y desigual producción de Alberti posterior a su regreso a
España, el libro de carácter erótico publicado en 1988 Canciones para
Altair
.  © eMe

alberti6

A galopar
Las tierras, las tierras, las tierras de España, las grandes, las solas, desiertas llanuras. Galopa, caballo cuatralbo, jinete del pueblo,
al sol y a la luna.
¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar! A corazón suenan, resuenan, resuenan, las tierras de España, en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo caballo de espuma
¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar!
Nadie, nadie, nadie, que enfrente no hay nadie; que es nadie la muerte si va en tu notura. Galopa, caballo cuatralbo, jinete del pueblo que la tierra es tuya.
¡A galopar, a galopar, hasta enterrarlos en el mar!

El Poder de la Palabra epdlp.comalberti5


La arboleda perdida (fragmento)
¿Por qué Italia y no Francia, en donde habíamos vivido tantas veces?, nos preguntaban muchos amigos. Porque ya, en realidad, teníamos agotado París, y Picasso, un gran señuelo sobre todo, vivía en la Costa Azul, y yo pensaba en Roma, en la que había pasado, en 1935, quince días inolvidables con Valle-Inclán, sintiéndome en Italia más cerca, más bañado de la claridad mediterránea, más próximo en espíritu a los litorales españoles, a las costas andaluzas. Después, la explayadora simpatía de gran parte del pueblo italiano y, sobre todo, aquel Alberti, mi apellido, tan ligado a las familias florentinas, al gran orgullo de saber que de ellas habían salido mis abuelos. Y después… ¡Qué sé yo! Una nueva experiencia, una nueva vida, más clara y popular, que se me iba a prolongar -esto lo supe luego- por casi quince años a las dos orillas del Tevere, el río de tantos misterios, sucio y cruzado de los más bellos puentes, desagües de cloacas, reflejado de centenarios árboles, de cúpulas, de torres, de estatuas y picoteado de voraces gaviotas hambrientas del vecino y contaminado mar Tirreno. Pero… A pesar de Italia, en la que ya me encontraba, mucho había dejado allí, en aquella América, tanto como para desear, a cada hora, en los primeros meses de lejanía, un posible retorno, una segunda vida que me hiciera compartir con aquellos pueblos tan castigados y oprimidos el logro final de sus esperanzas. Y a Roma le pedí, desde el comienzo de mi permanencia en ella, que, a pesar de su maravilla, fuese capaz de darme tanto como había dejado entre aquellas orillas de cielos inalcanzables, cosechas y caballos.

Rafael Alberti Nocturno
Cuando tanto se sufre sin sueño y por la sangre se escucha que transita solamente la rabia
que en los tuétanos tiembla despabilado el odio y en las médulas arde continua la venganza, las palabras entonces no sirven son palabras.
Manifiestos, artículos, comentarios, discursos, humaredas perdida, neblinas estampadas, ¡que dolos de papeles que ha de barrer el viento,
que tristeza de tinta que ha de borrar el agua!
Ahora sufro lo pobre, lo mezquino, lo triste, lo desgraciado y muerto que tiene ena garganta cuando desde el abismo de su idioma quisiera gritar que no puede por imposible, y calla. Siento esta noche heridas de muerte las palabras.
alberti7

Pamplinas
De lona y níquel, peces de las nubes, bajan al mar periódicos y cartas.  (Los carteros no creen en las sirenas ni en el vals de las olas, sí en la muerte.    Y aún hay calvas marchitas a la luna  y llorosos cabellos en los libros.  Un polisón de nieve, blanqueando las sombras, se suicida en los jardines.    ¿Qué será de mi alma, que hace tiempo bate el récord continuo de la ausencia? ¿Qué de mi corazón, que ya ni brinca,  picado ante el azar y el accidente?    Exploradme los ojos, y, perdidos,  os herirán las ansias de los náufragos,  la balumba de nortes ya difuntos,  el solo bamboleo de los mares.     Cascos de chispa y pólvora, jinetes  sin alma y sin montura entre los trigos;
basílicas de escombros, levantadas trombas de fuego, sangre, cal, ceniza.    Pero también, un sol en cada brazo,  el alba aviadora, pez de oro,  sobre la frente un número, una letra,  y en el pico una carta azul, sin sello.     Nuncio -la voz, eléctrica, y la cola- del aceleramiento de los astros, del confín del amor, del estampido  de la rosa mecánica del mundo.    Sabed de mí, que dije por teléfono mi madrigal dinámico a los hombres: ¿Quién eres tú, de acero, estaño y plomo?
-Un relámpago más, la nueva vida.

El Poder de la Palabra epdlp.com


alberti8

DELMIRA AGUSTINI (URUGUAY,1886-1914)

DELMIRA AGUSTINI

163163-004-7F2A4912

augustlog05boca-boca-delmira-agustini-L-YwaGgpDelmiraLA-PRI~1leire-v8e7jee9sytzv35q0tvtmujeresxix4tumblr_m3zbese3Fm1qcmo9qo1_500_large

Escritora uruguaya; su corta vida transcurrió en Montevideo, alterada, sobre todo, por los avatares y el final dramático de su peripecia sentimental: su pasión por Enrique Reyes, el matrimonio entre ambos, la separación, el divorcio y su asesinato a manos del antiguo marido, convertido ahora en amante. Eso no impidió a la Nena, ése era el apodo familiar, desarrollar una obra poética notable, que contó con la aprobación elogiosa de sus contemporáneos. En El libro blanco (Frágil) de 1907 era evidente su deuda con los gustos y el lenguaje del modernismo, aunque algunos poemas ya trataban de conseguir una expresión lírica original, más adecuada a sus apasionadas vivencias personales. La logró en Cantos de la mañana (1910), y en Los cálices vacíos (1913), donde su erotismo conjuga con acierto el sueño y la vigilia, la pasión exaltada y el pesimismo, los sentimientos del amor y de la muerte. Algunos poemas más se recogieron en sus Obras completas, editadas en 1924 en dos tomos: El rosario de Eros y Los astros del abismo.

FUENTE: http://www.epdlp.com

 

Visión, de Los cálices vacíos
¿Acaso fue en un marco de ilusión, en el profundo espejo del deseo, o fue divina y simplemente en vida que yo te vi velar mi sueño la otra noche?
En mi alcoba agrandada de soledad y miedo, taciturno a mi lado apareciste como un hongo gigante, muerto y vivo, brotado en los rincones de la noche húmedos de silencio, y engrasados de sombra y soledad.
Te inclinabas a mí supremamente, como a la copa de cristal de un lago sobre el mantel de fuego del desierto; te inclinabas a mí, como un enfermo de la vida a los opios infalibles y a las vendas de piedra de la Muerte; te inclinabas a mí como el creyente a la oblea de cielo de la hostia… gota de nieve con sabor de estrellas que alimenta los lirios de la Carne, chispa de Dios que estrella los espíritus. Te inclinabas a mí como el gran sauce de la Melancolía a las hondas lagunas del silencio; te inclinabas a mí de mármol del Orgullo, minada por un monstruo de tristeza, a la hermana solemne de su sombra… te inclinabas a mí como si fuera mi cuerpo la inicial de tu destino en la página oscura de mi lecho; te inclinabas a mí como al milagro de una ventana abierta al más allá
¡Y te inclinabas más que todo eso!
Y era mi mirada una culebra apuntada entre zarzas de pestañas, al cisne reverente de tu cuerpo. Y era mi deseo una culebra glisando entre los riscos de la sombra ¡a la estatua de lirios de tu cuerpo!
Tú te inclinabas más y más…y tanto, y tanto te inclinaste, que mis flores eróticas son dobles, y mi estrella es más grande desde entonces. Toda tu vida se imprimió en mi vida…
Yo esperaba suspensa el aletazo del abrazo magnífico; un abrazo de cuatro brazos que la gloria viste de fiebre y de milagro, será un vuelo! Y pueden ser los hechizados brazos cuatro raíces de una raza nueva.
Y esperaba suspensa el aletazo del abrazo magnífico… ¡y cuando te abrí los ojos como un alma, y vi que te hacías hacia atrás y te envolvías en yo no sé qué pliegue inmenso de la sombra!  

El Poder de la Palabra epdlp.com

POETA/JOSÉ MARÍA MEDINA ESTEBAN

INTRODUCCIÓN

Church of San Miguel, built in the XII century.
Church of San Miguel, built in the XII century. (Photo credit: Wikipedia)
English: Puerta de Herreros, en Almazán (Soria...
English: Puerta de Herreros, en Almazán (Soria, España) (Photo credit: Wikipedia)

José María Medina Esteban,nació en Almazán (Soria) en el año 1961,en casa,en un sistema de enseñanza y educación deplorables,con un maestro de escuela de los que había antiguamente,que sometía a base de castigos y duras evaluaciones mensuales.

Hasta los primeros 12 años que sus padres regresaron a Soría,ya para vivir y seguir estudiando,toda la adolescencia y parte de la  juventud.

José María,nació con problemas psicológicos que se acrecentaron durante toda la infancia,sin grandes ayudas médicas,por su época vivida,siguió más o menos normal,como cualquier otro,felizmente aunque con graves problemas,empezó haciendo viajes a

Madrid,donde se matriculó, en la universidad de ciencias de la información,en los años 80…

Como
Como (Photo credit: Axel V)

ALGUNOS POEMAS DE JOSÉ MARÍA MEDINA

EL INDÓMITO

La verdadera visión de uno mismo

es una auténtica humildad

por carecer de medios consistentes

totalmente y que se pueda estar satisfecho

cuando se trata de valores,además…

recuerdos de la infancia,en el pueblo de Dios,

los revolcones en ciertas islas fundadas

en demasía por mi,dados los años y días

que luego hicieron meya, por recuerdos y actitudes

pronunciadas,poco valoradas pero indeterminantes,

una época que defino anglosajona por contacto tétrico

sexual que me desdibuja mis lados faciales perdidos,

que sólo es espejo figura y me devuelve con creces.

Como adolescentemente surgió,acepto y olvido muchos años,

pero ya me voy acordando con razón de la felicidad,

que será denegada,trucada y blasfemada a través de media vida,

me espera la casa entretenidamente,que es lo máximo,

sin definir nunca siempre tengo dolores,manías hechas,

horribles depresiones,dogma y poeta definen una fe,

sólo creo en Dios y en mi con fortuna y vida en disoluto…

…salgo como de un ascensor con fe y voluntad necesarias,

con las llaves abro la puerta,contento,ahí está mi vida encerrada,

voy a descansar del mundo mundial.

English: Puerta de la Villa, en Almazán (Soria)
English: Puerta de la Villa, en Almazán (Soria) (Photo credit: Wikipedia)

“VENCISTE MUJER CON NO DEJARTE VENCER”

Aun veo mi mesilla de noche

en este trucaje de recuerdos y sentimientos;el tiempo,

hoy no pasa,es corto,me veo,y lo cura todo,

en mi habitación siendo un niño,ya oliendo colonias de mujer,

cabalgando en un campo de flores,sumergidos sueños,

para llenarme yo también del perfume prohibido incesante,

de esta prueba oftalmática y cognitivamente enfermo esquizofrénico…

…Si,si me dejas,siempre me acuerdo de madre,su forma,

todavía viva,ejercito mentalmente su ausencia,

para cuando no esté con ella,la mujer perfecta.

A las mujeres las deshecho e insulto,

ocasionaron una paranoia y persecución en mi historia viva!,y ahora,

en estos días puedo acordarme mucho de ti…princesa,

que venciste como mujer,por no dejarte vencer…

…Aunque no se nada de ti,si ya has muerto,como pedías mi amor,

sólo tenía unas cartas de amistad y el perfume que se disipaba

como mi rasa y buena inteligencia que no provoca a los cánones poéticos.

Sin más explicación guardé sus perfúmenes de niña,

que ya quería hacer mía,pero no bebí de sus aguas transparentes,

y un día más, nos hicimos mucho daño,

remembranza para curarnos,debiéndote al menos la vivencia,

que podía haber sido otra,con otra temática y otro cáliz,sin pecado.

Español: Paciencias de Almazán (Soria)
Español: Paciencias de Almazán (Soria) (Photo credit: Wikipedia)

ES UNA LOCURA VIVIR COMO UN POBRE

Se aproxima el verso en la frase,

“es una locura vivir como un pobre para luego morir siendo rico”.

…La haría mía…la pobre,las más pobres,las hijas…

…la mujer que nunca tuve,ni tendré,de ninguna de las armonías,

que ni siquiera aprendería de una sola yo quisiera.

Y aun siendo hombre sabio que quiero estar en esta vida,

por sus grandes felicidades y vivencias…

vuelvo a ella para comparar mi honor y mi horror,

ya vividos en pesadillas del sueño y Dios.

Una mujer mejor que yo,no existe,es así la vida…

¿La encontraré en el fin del mundo?,

gritándoles en presencia de todos que aparezca,

sólo para ver cómo me siento,una y otra vez,en la silla me sientan.

Unos pecados me interrogan hoy en día,sin hacer caso omiso,

los tuve esta noche pasada  de sueño reparador,de un perturbado soñador,

y es llamada definitivamente una violación…

Me doy cuenta de toda violencia,si,

cargaría la mente y el alma de sueños violentos,

para todos los que violamos o hemos sido violados en sueños,

pesadillas insufribles del hoy y del mañana de un ayer todavía bello.

En qué medida y además con qué talento acasionamos  un daño

en la medida de su soledad,pues como decía Walter Savage: “La soledad

es la sala de audiencias de Dios”.Yo soy en cierta medida culpable,

pero bueno,me están juzgando por amarte de cierta manera.

English: Antiguo Convento de los Mercedarios, ...
English: Antiguo Convento de los Mercedarios, en Almazán (Soria) (Photo credit: Wikipedia)

¡MELANCOLÍA O NO!

Mi dicha y mi tristeza es la melancolía,

si alguna vez ya te besé como puta y…

eras niña,lo hice malamente para ayudarme a andar,

por viejos y alucinantes caminos.

Nunca me llevé a bien con nadie,

tenía en mente tus labios,y tu pequeña boca,

y sólo esto me hizo odiar a todas  y a ti te amé con grandes obstáculos,

que yo de niño,ya rebelde andaba,

y esa visicitud vuelvo a recordarte sumisa como una loba.

Finalmente juzgando los hechos

todo volverá a nuestra existencia

que está siempre la vida buena y la perturbada

por el hombre que tiene que odiar,matar,envidiar

hasta un final;hasta que…,el sepulturero nos enterrará,

pero eso si,en ataúdes diferentes,gracias a Dios,padre nuestro!!.

Como ama una Mujer
Como ama una Mujer (Photo credit: Wikipedia)
como
como (Photo credit: Fernando Stankuns)

JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD

1354195141_0

José Manuel Caballero Bonald

Vida

De padres cubanos estudió Filosofía y Letras en Sevilla entre 1949 y 1952 y naútica y astronomía en Cádiz. En estos mismos años comenzó a relacionarse con los cordobeses de la revista Cántico, como Pablo García Baena.

Su carrera continuó en Iberoamérica,2 donde fue profesor universitario en Bogotá y colaboró con Camilo José Cela y con el proyecto del Instituto de Lexicografía de la Real Academia Española. Además, tuvo un idilio de siete años con la primera mujer de Cela, Rosario Conde.3 4 .

Fuente: http://es.wikipedia.org

Busto de Camilo José Cela en el paseo de Ferná...
Busto de Camilo José Cela en el paseo de Fernández Iparraguirre de Guadalajara (España) realizado por Luis Sanguino. (Photo credit: Wikipedia)

1354198989_extras_portadilla_2

En 1986 se inauguró un instituto con su nombre,5 y en 1998 se constituyó la Fundación Caballero Bonald.

En abril de 2009 publica La noche no tiene paredes, compuesto por 103 poemas, donde hace una reivindicación de la incertidumbre, porque, en sus propias palabras, «el que no tiene dudas, el que está seguro de todo, es lo más parecido que hay a un imbécil6

Tras la publicación de Entreguerras (2012), libro formado por un solo poema de casi 3.000 versos, declaró: “ya no voy a escribir nada”.7

caballero-bonald

Ha reconocido que escribir poesía lo ayuda a mantenerse joven. “El permanecer en la brecha te rejuvenece. El que no se queda callado, el que iguala el pensamiento con la vida, tiene ya mucho ganado para rejuvenecer”, dijo al cumplir 80 años de edad.

El 29 de noviembre de 2012 es galardonado con el Premio Cervantes.8

961f996415ba82231a3aa4b5c41b7dad

José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera11 de noviembre de 1926) es un escritor y poeta español.1 La cuidadosa utilización del lenguaje, un léxico muy cuidado y el barroquismo caracterizan su obra.

jose-manuel-caballero-bonald-poeta-narrador-e-L-wcCaGz

Fuente: http://artespoeticas.librodenotas.com

PRINCIPIO DE DEDUCCIÓN,2005

Si es cierto que los sueños
son respuestas a todas las preguntas
que estuvimos haciéndonos
antes de nacer,
la poesía
vendría a ser como la réplica
a ese interrogante
que se ha quedado aún sin contestar.

De Manual de infractores, 2005.
En Poéticas

Sevilla
Sevilla (Photo credit: Werkmens)

SOBRE EL IMPOSIBLE OFICIO DE ESCRIBIR,1993

Por aquella palabra
de más que dije entonces, trataría
de dar mi vida ahora. ¿Vale algo
comprobarlo después de consumidos
tantos esfuerzos
para no mentir?

Toco
tu vientre y se desplaza el tiempo
como la sangre
en un embudo mientras
a ciegas nos buscamos. Sólo el riesgo
común ocupa el mundo, arrasa
el derredor, lo exprime
como una esponja, desordena
el engranaje de los hechos.
¿Cómo
poder saldar entonces
la ambigüedad de la memoria?

El imposible oficio de escribir
aproximadamente
la historia terminal del anteayer
de la vida, y más cuando
un incierto futuro se intercala
entre lo timorato y lo arrogante
me suele contagiar
de esa amorfa molicie
que entumece los goznes del deseo.

Pero no cejo nunca. Paraísos
vagamente resueltos
entre la oxidación del ocio, surgen
como reclamos, brillan
en ocasiones
con juvenil sabor a culpa.

¡Escapar de la mella de los días
iguales! En tanta libertad
¿se anudarán imágenes
que a su obstinado uso
me condenen, reduzcan el amor
a sus simulaciones? Lo que aquí
no está escrito es ya la única
prueba de que dispongo
para reconocerme, interrumpir
mi turno de erosión entre recuerdos
apremiantes.

Por aquella palabra
de más que dije entonces, trataría
de dar mi vida ahora.

De Descrédito del héroe (1977/1993). En Poéticas reunidas

Sevilla
Sevilla (Photo credit: Werkmens)

ENTREVISTA,2005

A mi edad, ¿cómo me voy a callar?”, se pregunta José Manuel Caballero Bonald en su casa de Madrid, a dos pasos de la Dehesa de la Villa. Narrador y poeta, el autor jerezano, que el mes que viene cumple 79 años, acaba de publicar Manual de infractores, un poemario largo y airado.
PREGUNTA. El suyo es el libro de un hombre indignado.
RESPUESTA. El libro se iba a llamar La desobediencia, un título que recoge bien su tono libertario. Yo aspiro a que este Manual sea incluido en la lista de libros prohibidos por parte de las personas de orden, de los biempensantes, porque lo escribí contra la norma, contra los gregarios y los obedientes.
P. ¿En qué manos estamos? La pregunta es suya.
R. El libro arrancó de la indignación contra algunas cosas que estaban ocurriendo hace dos o tres años. La guerra de Irak, por ejemplo, esos abusos de poder…
P. ¿Y qué le sigue indignando?
R. El periódico viene cargado de motivos. Esos autocares llenos de africanos hacinados, maniatados, apaleados, llorosos y hambrientos a los que llevan al desierto…
Hay cosas tan importantes que me río de que se discuta si Cataluña es o no una nación. O de que los catastrofistas vengan con eso de que se va a romper España.
P. Nosotros estamos del lado rico de la valla, ¿qué hacer?
R. Las alambradas me parecen terribles e innecesarias. Hay que buscar una solución general, no de España y Marruecos. Los países de la Unión Europea tendrían que organizarse para acoger a los inmigrantes, no poner ese coto horroroso para que se mueran del otro lado.
P. Además de la desobediencia política, su libro tiene mucho de rebelión contra el tiempo.
R. Cada vez tengo más pasado y menos futuro. Y me aferro a ese pasado pensando que en él hay un caudal de experiencias aprovechables. El paso del tiempo es para mí dramático, aunque ese sentimiento no es de ahora. Este libro es una decantación de temas anteriores. El tiempo que huye me produce zozobra. Incluso en los sueños. Ahora tengo sueños muy raros, vacíos, ausencias que me alarman. Debe de ser la cercanía de los 80 años.
P. Supongo que el paso del tiempo no pesa igual a los 80 años que a los 60.
R. Hay una frontera tajante. Hace veinte años yo podía hablar con una pasión que ahora me falta. Uno se vuelve escéptico. Cada vez creo en menos cosas. O mejor dicho, cada vez no creo en más cosas. Ya no puedo hacer un poema apasionado. A no ser que recuerde algo ocurrido en el pasado.
P. Sólo eres lo que recuerdas, dice en un verso, pero también dice que todo el que recuerda miente.
R. Se equivoca, más que miente. Castilla del Pino decía que toda autobiografía es un autoengaño. Yo lo comprobé en mis memorias. Es imposible que uno se acuerde del que fue tal y como fue. Cuando tenía dudas, los espacios del olvido los ocupaba la invención. También la verdad se inventa, decía Machado. Para mí la poesía es un género de ficción, como la novela o las memorias. A mí, la verdad, la sinceridad y todos esos conceptos solemnes no me importan en poesía. Lo que me importa es hacer un texto bello. Creo un poema con palabras y la verdad es la que se está creando a medida que lo escribo. Ésa es la verdad del poema. Por eso he dicho alguna vez que lo que me importa es que las palabras en poesía signifiquen más que lo que significan en el diccionario, que la poesía ocupe más espacio que el texto propiamente dicho. Ésa es mi poética.
P. ¿Pero si uno no cree en la verdad, qué es lo que puede oponer a la mentira?
R. Ser consecuente con uno mismo. En eso creo que he sido coherente, en no mentirme a mí mismo, en no decir lo que no pienso.
P. ¿Y cuántos enemigos le ha reportado?
R. Bastantes. Sobre todo con las memorias. Pero si yo cuento cosas mías que no me gustan, por qué no voy a contarlas de los demás. Me gané la enemistad de personas que consideraba amigas. Eso me decepcionó y me demostró que la gente es muy vanidosa, frívola y sin…
P. ¿Sentido del humor?
R. También. La literatura sin sentido del humor es un sermón. Y la gente sermonea mucho.
P. Hace poco presidió usted el jurado del premio de novela de Torrevieja y dijo que la obra ganadora, escrita por César Vidal, le parecía ideológicamente detestable.
R. A mi edad, ¿cómo me voy a callar? No hice un juicio literario de la obra, dije que me parecía deleznable una novela en la que, entre otras cosas, la Revolución Francesa aparece como una historia de maleantes que maltrató a los ricos.
P. Juan Marsé acaba de criticar el bajo nivel literario de los ganadores del Planeta. Y se ha montado.
R. ¿Y por qué un miembro de un jurado no va a decir lo que piensa? Lo que molesta es que se rompa la ley del silencio, la sumisión al jefe.
P. ¿A usted nadie le dijo nada?
R. Al contrario. El responsable de Random House Mondadori me dijo que le parecía bien que dijera lo que pensaba.
P. ¿Usted votó a César Vidal?
R. No.
P. Los premios siempre son sospechosos. ¿Antes de la reunión del jurado la editorial no le dijo nada sobre ese libro?
R. No. No tenía ni idea de quién era su autor.
P. Volviendo a la literatura, ¿cómo conciliar la protesta y la estética? A la poesía social de la posguerra se la acusó de sacrificar el rigor expresivo y buscar una claridad que llegara a todo el mundo.
R. Hay un libro mío de los años sesenta que no me gusta: Pliegos de cordel. Al escribirlo forcé mi sensibilidad para ser más directo. Empujado por la época, traicioné aquello para lo que yo me siento mejor dotado en literatura, que es crear un mundo más hermético. En Manual de infractores la denuncia se entiende, pero ahora no he sometido mi forma expresiva a ninguna consigna previa. La denuncia ha salido a medida que estaba expresándome como yo quería.
P. ¿Qué diferencia hay entre escribir contra una dictadura, con un enemigo evidente, y hacerlo dentro de un sistema injusto del que nosotros formamos parte?
R. En este libro nuevo hay un poema, ‘Pasión del clandestino’, que recoge una contradicción. Habla de la lucha en la clandestinidad antifranquista y de lo que eso tenía de exageración romántica. Por un lado pensabas que estabas cumpliendo con un deber moral, pero también que estabas viviendo una experiencia que tenía cierto valor literario, que algún día ibas a acordarte de eso de una forma placentera. Y ese placer choca con el terror que se vivía cotidianamente.
P. ¿Nostalgia del horror?
R. Melancolía, más bien. Las reuniones clandestinas tenían mucho encanto: discusiones, amores, amoríos, excesos etílicos… Bueno, tenían mucho encanto y yo era más joven.

R. Con dos sentimientos muy entrelazados: alivio y miedo. Mi primera reacción fue de temor. De liberación también, claro, pero pesaba mucho la incertidumbre por el inmediato porvenir, por el miedo a la involución, a que todo volviera a empezar.
P. Detuvo sus memorias en 1975 y dijo que no escribiría sobre estos últimos treinta años, a pesar de que ha sido muy crítico con la transición. ¿Fue un olvido necesario o una traición?
R. Fue un error decretar una historia sin culpables. El franquismo no ha tenido un tribunal que juzgara los crímenes de alguien que murió matando. Esa transición débil y acomodaticia que decretó el olvido, el borrón y cuenta nueva ha provocado que en la vida española actual haya lastres del franquismo muy visibles. Y no digamos cuando Aznar estaba en el poder. El franquismo fue un terrorífico infortunio histórico del que todavía no nos hemos curado.

Babelia, entrevista realizada por Javier Mora y publicada el 22 de octubre del 2005

PRODUCTOS_Periodico_PUBLISH_20130213_es_PAG059_MEDIA_de8b7216-cb87-4316-a821-5cb1e87616fa_low

LEOPOLDO MARÍA PANERO.”VIVO SU INTERÉS POR LA LITERATURA.”

LEOPOLDO MARÍA PANERO

3635735897_6614aa9bd8_z

Reseña biográfica

Poeta, narrador y ensayista español nacido en Madrid en 1948.
Hijo del poeta Leopoldo Panero y hermano de Juan Luis Panero, también poeta, mostró desde muy pequeño
su interés por la poesía. A los dieciséis años, fascinado por la izquierda radical, ingresó al entonces prohibido
Partido Comunista,  cuya militancia  le valió su primera estancia en prisión.

belen_gopegui
Inició su carrera como poeta de la mano del maestro Pere Gimferrer; sin embargo, su vida fue trastornada
por el alcoholismo, la depresión y dos intentos de suicidio antes de cumplir los veintiún años. La esquizofrenia
lo mantiene internado por voluntad propia en un pabellón psiquiátrico, donde mantiene vivo su interés
por la literatura.

DSC00999
Autor de una importante obra, es considerado como uno de los poetas más importantes de España. Su primer libro,
«Por el camino de Swan» en 1968,  fue el inicio de una cadena de publicaciones, entre las que vale la pena  destacar
«Así se fundó Carnaby Street» 1970,  «En Teoría» 1973,  «Narciso en el acorde último de las flautas» 1979,
«Dioscuros» 1982, «Poemas del manicomio de Mondragón» 1987 y «Heroína y otros poemas» 1992.

FUENTE: http://www.amediavoz.com

leopoldo

20.000 Leguas de viaje submarino

Como un hilo o aguja que casi no se siente
como un débil cristal herido por el fuego
como un lago en que ahora es dulce sumergirse
oh esta paz que de pronto cruza mis dientes
este abrazo de las profundidades
luz lejana que me llega a través de la inmensa lonja de
la catedral desierta
quién pudiera quebrar estos barrotes como espigas
dejad me descansar en este silencioso rostro que nada
exige
dejadme esperar el iceberg que cruza callado el mar sin
luna
dejad que mi beso resbale sobre su cuerpo helado
cuando alcance la orilla en que sólo la espera es posible
oh dejadme besar este humo que se deshace
este mundo que me acoge sin preguntarme nada este
mundo de titíes disecados
morir en brazos de la niebla
morir sí, aquí, donde todo es nieve o silencio
que mi pecho ardiente expire tras de un beso a lo que
es sólo aire
más allá el viento es una guitarra poderosa pero él no
nos llama
dejadme entonces besar este astro apagado traspasar el
espejo y llegar así adonde ni siquiera el suspiro es
posible
donde sólo unos labios inmóviles
ya no dicen o sueñan
y recorrer así este inmenso Museo de Cera deteniéndome
por ejemplo en las plumas recién nacidas
o en el instante en que la luz deslumbra a la crisálida
y algo más tarde la luna y los susurros
y examinar después los labios que fulgen
cuando dos cuerpos se unen formando una estrella
y cerrar por fin los ojos cuando la mariposa próxima a
caer sobre la
tierra sorda quiere en vano volver sus alas hacia lo verde
que ahora la desconoce

leopoldo-maria-panero

A Claudio Rodríguez

                   A Claudio Rodríguez, recordando el día en que, con un
cigarrillo temblándole en los labios, me dijo, en el Drugstore
de Fuencarral, «a esta gente hay que ganarla».

Aun cuando tejí mi armadura de acero
el terror en mis ojos muertos.
Aun cuando con mano blanca y nula
hice de silencio tus orines
y la nieve cae aún sobre mi cuerpo
pese a ello se impone un silencio aún más hondo
a los clavos que habían horadado mi cráneo:
aun cuando sean huesos quizá lo que no tiembla
aun cuando el musgo concluye mi pecho¹
el terror remueve las cuencas vacías.

¹Este poema puede leerse también con la siguiente variante:
Aun cuando el musgo es certeza en mi pecho

“Teoría” 1973

A Francisco

Suave como el peligro atravesaste un día
con tu mano imposible la frágil medianoche
y tu mano valía mi vida, y muchas vidas
y tus labios casi mudos decían lo que era el pensamiento.
Pasé una noche a ti pegado como a un árbol de vida
porque eras suave como el peligro,
como el peligro de vivir de nuevo.

“Last night together” 1980

Leopoldo-María-Panero-para-Jot-Down-1


A mi madre

                                         (reivindicación de una hermosura)

Escucha en las noches cómo se rasga la seda
y cae sin ruido la taza de té al suelo
como una magia
tú que sólo palabras dulces tienes para los muertos
y un manojo de flores llevas en la mano
para esperar a la Muerte
que cae de su corcel, herida
por un caballero que la apresa con sus labios brillantes
y llora por las noches pensando que le amabas,
y dice sal al jardín y contempla cómo caen las estrellas
y hablemos quedamente para que nadie nos escuche
ven, escúchame hablemos de nuestros muebles
tengo una rosa tatuada en la mejilla y un bastón con
empuñadura en forma de pato
y dicen que llueve por nosotros y que la nieve es nuestra
y ahora que el poema expira
te digo como un niño, ven
he construido una diadema
(sal al jardín y verás cómo la noche nos envuelve)

“Poemas del manicomio de Mondragón” 1987

M80PANERO_2--644x362


Amanecer sobre la tumba

En la playa de la noche
mostraba mis ojos a las sirenas
que jugaban impunemente con mi pene
con el falo que en el lecho maloliente
deshacen los sueños y cae la piedra
del pensamiento al suelo.

“Poesía” 1970 – 1985

rita--644x362

Ars Magna

Qué es la magia, preguntas
en una habitación a oscuras.
Qué es la nada, preguntas,
saliendo de la habitación.
Y qué es un hombre saliendo de la nada
y volviendo solo a la habitación.

“Poesía” 1970 – 1985

tumblr_m62f57ceVh1qz74hko1_500

Blancanieves se despide  de los siete enanos

Prometo escribiros, pañuelos que se pierden en el horizonte, risas que palidecen, rostros que caen sin peso
sobre la hierba húmeda, donde las arañas tejen ahora sus azules telas. En la casa del bosque crujen, de noche,
las viejas maderas, el viento agita raídos cortinajes, entra sólo la luna a través de las grietas. Los espejos silenciosos,
ahora, qué grotescos, envenenados peines, manzanas, maleficios, qué olor a cerrado, ahora, qué grotescos.
Os echaré de menos, nunca os olvidaré. Pañuelos que se pierden en el horizonte. A lo lejos se oyen golpes secos,
uno tras otro los árboles se derrumban. Está en venta el jardín de los cerezos.

“Así se fundó Carnaby Street” 1970

Aun
Aun (Photo credit: UJMi)

Canción para una discoteca

No tenemos fe
al otro lado de esta vida
sólo espera el rock and roll
lo dice la calavera que hay entre mis manos
baila, baila el rock and roll
para el rock el tiempo y la vida son una miseria
el alcohol y el haschisch no dicen nada de la vida
sexo, drogas y rock and roll
el sol no brilla por el hombre,
lo mismo que el sexo y las drogas;
la muerte es la cuna del rock and roll.
Baila hasta que la muerte te llame
y diga suavemente entra
entra en el reino del rock and roll.

“Poesía” 1970 – 1985

Biblioteca Claudio Rodríguez
Biblioteca Claudio Rodríguez (Photo credit: sayrux83)

Cuando cansado desde el lecho…

Cuando cansado desde el lecho, me
levanto a mirarte,
Juvencio, y otra vez
el cansancio reencuentro
de nuevo pienso en Cieno que los ojos de semen

sin cansarse cegaba; y cuando una vez solo
miro vacía la cama
como siempre lo estuvo
recuedo
el látigo aun, con la última fuerza.

De Dioscuro

Teoría del Color - Manzana Láser
Teoría del Color – Manzana Láser (Photo credit: felicemcc)



Dedicatoria

Más allá de donde
aún se esconde la vida, queda
un reino, queda cultivar
como un rey su agonía,
hacer florecer como un reino
la sucia flor de la agonía:
yo que todo lo prostituí, aún puedo
prostituir mi muerte y hacer
de mi cadáver el último poema.

De “Last River Together” 1980

Español: Este canal salioo a la luz como canal...
Español: Este canal salioo a la luz como canal de television ficticia el 2-mayo-2005 en emision de pruebas. El 2 de mayo de 2006 comenzaron las emisiones regulares del canal vallecano, emitiendo prograacion para todos los publicos. El día 28 de septiembre de 2008 empezo a emitir el canal de youtube que ahora es 3º de la comunidad de madrid con mas audiencia ficticio. (Photo credit: Wikipedia)